lunes, 9 de diciembre de 2019

Caravaning a Úbeda y Baeza

Pues ya le teníamos gana a Úbeda y Baeza, que siempre se quedan postergadas por una razón o por otra.

Nos fuimos a ver las maravillas renacentistas que tienen y que las hacen Patrimonio de la Humanidad. Que es decir bastante.

El caso es que hay pocos o ningún camping por allí. Realmente ninguno. Así que nos fuimos de FP, obviamente.

Primero fuimos al área de Úbeda, porque es más grande y tiene mejor pinta y es la ciudad más grande. Pero no. Estaba completamente abarrotada. Tuvimos que hacer alguna maniobra de giro un poco extraña (jejejeje) para salir de allí. Todo bien.

Claramente nos fuimos a Baeza. Allí el área para nostros prácticamente. Con todos los servicios y completamente gratis. Obviamente, nos quedamos. Perfecta.

Vimos las dos ciudades (me decepcionaron un poco). Están bien, claro, pero no son Salamanca, ni Zamora, ni León, ni Burgos.

Muchas pastelerías y mucho aceite. Muy bueno y muy caro.

A la vuelta nos vinimos por La Mancha y nos quedamos a dormir en el FP de Torralba de Calatrava, que es algo de otro planeta. Había una Rapido 8096, que estrenaban casi, y era maravillosa. Simplemente. Departimos un rato. Dormimos maravillosamente. Propano y calefacción.

La vuelta muy bien.

domingo, 3 de noviembre de 2019

Caravaning a Oliva

Aprovechando el puente del día de los santos, nos fuimos a Oliva. Está algo más lejos que Puçol, pero teniamos ganas de probarlo.

Como ya lo habíamos probado, y nos había gustado no nos lo pensamos mucho. No reservamos, obviamente, ....y nos encontramos el camping Eurocampings...¡¡lleno a rebosar!! Por los pelos nos pudimos meter dentro. Al final siempre se está bien. No hace frío. Incluso los locos de siempre se dieron algún chapuzón alguno de los días. Pero hacía más día de cometa que de bañarse.

Fuimos a Casa Salvador, obviamente, y a Arrocería Duna, en el Saler que nos lo recomendó Toni. Sin duda, una opción fantástica, con vistas al mar. Los chiquis se bañaron por la tarde. El arroz muy bueno.

El último día sacamos las caravanas de su sitio y nos fuimos a comer a Restaurante Mateu, en la Albufera. Muchos coches, mucha gente, pero se comió muy bien. Arroz, por supuesto. Algo mejor que Duna, y algo peor que Salvador, en mi humildísima opinión.

La vuelta sin atascos

miércoles, 9 de octubre de 2019

Caravaning otra vez...a ver los buitres

Otra vez nos vamos a ver los buitres a Malpartida de Plasencia. Siempre es una maravilla acercarse al Parque Nacional del Monfrague a verlos. Sólo hay que llevar unos prismáticos y ganas de esperar en silencio a que aparezcan...¡que siempre lo hacen!

:)

Es maravilloso. Hicimos lo de siempre. Paramos en el camping de El Monfragüe, que es de primera, acepta ACSI y está francamente bien.

Nunca hay fallo.

Muy pero que muy bien todo.

Comidas por aquí y por allá. Bocadillos también. Alguna ruta, y muchos buitres negros.

Un gusto siempre.

viernes, 20 de septiembre de 2019

Reunión de papás y mamás en el cole

Venga, coño, que hoy me pilla con ganas de teclear. Hacía tiempo, ¿eh?

Tanto como el que no iba a ninguna reunión del cole, en donde Capitán Obvio se enfrenta al Mariscal Irracional, en una batalla sin prisioneros.

No puedo. No puedo.

Empezamos en el salón de actos.

--A ver cuánto tarda la pedorra que tengo detrás con la mano levantada en decir "mi hijo".

No terminé de pensarlo y ya había pasado. La radiación de Cherenkov aplicada al pensamiento humano.

Que resulta, lectores, que pagamos los libros por adelantado y las editoriales se han retrasado.

Un drama para esta fiel heredera de Stephen Hawking.

Joder, yo pensando que no se dará cuenta que TODOS los que estamos allí también estamos igual y no nos quejamos PORQUE NO HAY MUCHO QUE HACER, JODER, JODER, JODER.

Le comento al padre de al lado (Mariano) que pienso en lo que pensará realmente de ella el director del cole, mientras le dice que lo siente mucho y que el colegio pondrá todos los resortes para establecer un tratado de amistad con las editoriales y ZZZzzzzZZZzzzz.

Cuando termina la diatriba de obviedades, dejamos el salón de actos y pasamos a la clase.

Twitter, sálvame, portuputamadre.

--Es que yo no me aclaro cuándo el niño tiene que traer el ordenador y cuándo los libros. Y claro, si yo no me aclaro, pues no va a venir con el ordenador y con los libros. Porque las claves, y el libro digital, y el ordenador y el libro y el papel y la editorial, y el ordena...

A ver, señora, que quien hace el BACHILLERATO, repito, 16 añazos, hostia, es su puto niño, y es él o ella quien tiene que aclararse. Usted debió hacer el BACHILLERATO hace unos años (mil, me parece a mi). Quizá faltó por la polio o yo que sé.

La profesora, con paciencia infinita pero con cejas expresivas, con una suprema calma en el tono, explica con condescendencia que los chavales poco a poco se irán haciendo con el método de trabajo y todo irá bien.

Insisten. Se hace corral. Sólo oigo COOOO-CO-CO-CO-COOOOooOooOoo. Mierda...

Mal, mal. Pepe, cállate, hostia...no...noOOOOOonNOonoNonono...Pepe, que lo has hecho bien hasta ahora. Lo has pensado mal, pero lo has hecho bien.

-- Eeeeeerrr...creo que quien tiene que aclararse son los chavales. Yo hice 3º de BUP en el 86 y saqué todos sobresalientes. Y me aclaraba bastante bien. Creo que ellos serán capaces. Es que si no, luego pasa que van a hacer la matrícula de primero de carrera y tenemos que ir con ellos.

-- Lo he dicho? No. Lo he pensado muy alto, pero no lo he verbaliza...

Me miran todos.

Hostia, lo he dich....

Que acabe esto ya.

No vuelvo. Prometo que no vuelvo. Me tomo la pastilla y me meto en cama. Pero no me hagáis ir a estas cosas.

Caravaning en Valencia

Ya tocaba.
Paso de poner fotos.

Pero sí me quedo con los vínculos que es importante.

Salimos un viernesito, con el objetivo de comer un arrosito.

Obviamente, nos entró la flojera por el camino, y decidimos parar en un Furgoperfecto.

Encontramos éste, que nos pareció fantástico. No llevábamos agua limpia, pero parece que hay grifo. Llegamos a eso de las 21...y...Utiel en Fiestas. ¡Eah! De pelotas, el temita. Pues nos vamos, claramente. De hecho ni se podía llegar. En una gasolinera cargamos 10 litros de agua limpia y nos vamos.

Seguimos camino y nos quedamos, 15 minutos después en esta gasolinera, que está estupenda. Varias furgos ya descansando. Cenamos y al catre. Dormimos como lirones.

Desayunos y fregar. El depósito de grises...¿quién dijo que era un buen invento? Lo es.

Hale que nos vamos. A las 9, salimos y a las 10 ya estábamos entrando en Valencia Capital. Se pone a llover...un poco...mucho, muchísimo...y se nos quitan las ganas de ir a Oliva. ÍBamos a probar el "Eurocamping" de Oliva, que es el que está al lado del Camping Azul. Algo para descubrir. Otra vez será.

Nos entra la flojera y lloviendo y todo, nos quedamos en Cullera, al lado de Casa Salvador que es en donde...acabamos de reservar. Ea. Camping de Cullera. Pone los pelos de punta. Lo que debe ser esto en verano. No admiten ACSI hasta la siguiente semana, y nos ponen pulserita. ¡Pero si está lloviendo, joder!

Venga. Acampamos sin más y nos vamos a la playa. Bien. El agua muy caliente.

Casa Salvador espectacular, como siempre. Paseo por la zona y nos vamos a la playa otra vez. Nos bañamos. Mucho.

Y cena en la caravana, con visita al bar. No se puede pedir mucho más.

El domingo, playa. Al agua patos. Sale el sol. Pues mira oye.

En el camping nos dejan salir después de comer, así que hacemos cosas ricas.

Y luego para casa.

Pagamos el combustible con puntos...

¿Luego qué?

Ay...ay. Hay que sacaros con un soplete de casa.