martes, 31 de agosto de 2010

29-S: El dilema

(c) Emebé
Pasan los días, y se acerca la tan temida huelga general, (en adelante HG). Será temida para todos, menos para el gobierno, como se espera de una sociedad tan liberal como la que nos ha tocado vivir, ya que sabe que es una "huelguita" o una huelga low-fat.

Se trata de una huelga general, auspiciada por el lado conservador y liberal (no quiero decir neo-liberal, pues incluye connotaciones que van un poco más allá de la propia huelga), y apoyada por los sindicatos mayoritarios, que se han subido a un carro, en el que alguna consultora de prestigio les ha aconsejado que se debían subir.

Pero, es que en el caso de esta huelga general, no es el caso de un gobierno neo-con que, subyugado al poder del capital, aplasta a las clases obreras, que por fin se levantan en defensa de un mendrugo de pan para sus hijos,...¡no! Es el caso contrario: Un gobierno de los trabajadores, que, subyugado al poder del capital, aplasta a las clases medias, que se levantan en defensa de una plaza en la piscina pública de su pueblo para sus hijos, a cambio de unos impuestos escandinavos.

Claro, esa gente suele ser "de derechas". Y los "de derechas", por muy en contra que estén de Zapatero, están, históricamente, más en contra de los sindicatos.

Mmmmm...eso es un dilema. Si voy a la huelga...estoy apoyando a los sindicatos, y si no estoy apoyando a Zapatero.

Decididamente, de ser de derechas, el 29-S me cogería un día de libre disposición.

[Update] Bonustrack. ¡Cómo pude haberlo olvidado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario