sábado, 18 de septiembre de 2010

Netbook


Hace un tiempo, hablé de MOE, otro de mis portátiles. El portátil perfecto, aquí. Pero tengo más. Hace más de dos años y medio que disfruto de un netbook. Un Medion Akoya Mini E1210, MAGGI, que, desde el día que entró en casa, sólo me ha dado satisfacciones.

Nunca tuve claro que pudiera utilizarlo mucho, pero el paso del tiempo, lo ha colocado como una de las piezas de hardware más importantes en la consulta y recepción de información en mi casa. Ha sido el portátil de algunas presentaciones en público en cursos que hemos dado, el portátil del peque en algunas actividades adaptadas (y no tan adaptadas), y muchas otras cosas más, que, ahora, con el pincho 3G de MoviStar (del que hablaré otro día), lo convierten en una máquina absoluta, incluso en movilidad.


[Esto es continuación de los posts de BART, HOMER, LISA, MAGGI y MOE]

Muy limitado como máquina, desde la BIOS, hasta el micro, que es un Atom de las primeras series (monocore) o la RAM (1GB en un solo banco, con lo que tendría que buscarme otro chip con 2GB). Por no hablar de un sonido que simplemente “suena”, pero no pasa ni el más mínimo de los estándares de calidad, pero es perfecto para ser el indolente compañero de cualquier tipo de fatiga, que no dudarías en meter en cualquier brete.

Como bicho para leer unos correos, unas cuantas páginas web (ojo, que la pantalla de 10,1”, es muy limitada y pocas cosas más, es ideal. En el último viaje a Turquía, nos lo hemos llevado, para hacer backup de las fotos que íbamos haciendo, amén de servir de teléfono para llamar a casa, a través de Skype con las Wifis de los hoteles. 1,5Kg con la batería pequeña y un coste residual, que hace que “no duela” darle mala vida.

¿Con qué va?
Pues con Ubuntu, desde la 8.04. Han ido pasando todas las versiones, menos la 9.10, que, aparentemente daba un error de brillo, que nunca he probado. Ahora va con 10.04, estupendamente. He instalado el Netbook Remix de Gnome, con lo que aprovecho al máximo la pobre resolución de 1024x600 y da un poco más de velocidad de arranque, desde GDM hasta el escritorio.

¿Problemas?
Sólo la Wifi, que con el ralink rt2860 me da constantes problemas al instaurar la seguridad WPA. Hay varios tutoriales por ahí para echarlo a andar, pero nunca encuentro un rato para ponerlo fino, y tengo que andar con consolas.

Resultado
Contento con el hardware a más no poder. Obviamente, mucho han cambiado las cosas en dos años y medio, y hoy por hoy, es mucho mejor buscar un netbook con 11,6” o 12” y Atom de dual-core, que, aunque un poco más caros, son mucho más funcionales.

¿Cuánto cuesta?
Hoy, no creo que pudiera sacar ni 50€ por él, pero para mí vale un Potosí, porque es el portátil de cualquier emergencia, y que vale para un roto y un descosido. Sólo lo reemplazará el tablet que invadirá todos los hogares de España en 12 meses.


Ah! Y no por ser lo último, es menos importante: Buscando cómo arreglar la Wifi, me he encontrado con blogs tan interesantes como el de JaviPas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario