miércoles, 27 de octubre de 2010

Carreras

Los que me conocéis de cerca, sabéis que parte del tiempo libre (poco) del que dispongo, lo dedico a realizar unas raras actividades. Básicamente, mmmh....¿cómo explicarlo?

Decididamente, lo explicaré, contando lo que no es porque, no encuentro ningún tipo de comodidad adicional en contar lo que es, y, además, creo que me voy a equivocar de entrada, si hablo con quien no sabe ni de qué estoy hablando.



Porque si no, viendo un tío con algunas canas, subido a un baquet  de competición caducado, agarrado a un volante de cuero que se mueve al ritmo de los baches, pisando con saña un acelerador y subiendo marchas en un McLaren F1 GTR LT (pura carne cruda, por cierto), con los ojos clavados en una pantalla de muchas pulgadas y píxeles, hablando con otras personas por TeamSpeak, a las que físicamente escucha y virtualmente ve,  echando pestes por haber perdido tres décimas en el último sector por culpa de un error en la chicane...no creo que sea explicable a la primera.

Así que vamos a explicar lo que no es:
  • No es un juego. No, no lo es. Lo parece, sí. Parece lo mismo que el F1 2010, pero...no. Esto no va de XBOX360, PS3 ni otras cosas por el estilo. No existe adaptación al juego, y las físicas se encargan de poner al piloto en su sitio, según las habilidades de cada uno, y del entrenamiento que se le dedique (hay cualidades innatas, claro), se ve progreso, pero tiene altibajos que es necesario asumir desde inicio. La simulación no adapta el nivel al piloto. El nivel está dado. Si llegas, estás en el trenecito. Si no, te van a doblar, y eso duele. Y si cometes errores, ni te cuento donde acabarás.
  • No es un simulador profesional. No, tampoco lo es, aunque algunos quieran verlo. Pilotos de carreras tienen sus propios simuladores, y entrenan en sistemas tremendamente parecidos a los que tenemos la mayoría, pero no son lo mismo, aunque muchas partes son comunes, los simuladores, que utiliza en el invierno, un piloto de F1, es casi todo, artesanal.  Aunque un día enseñaré aquí algo de lo que pueden hacer los frikis de esto, que si pensáis que yo lo soy, no habéis visto nada.
  • No siempre es gratificante. Es más, la mayoría del tiempo, es frustrante. Los días en los que los tiempos no salen, los setups que no llevan a ninguna parte, los rivales que provocan accidentes arruinando carreras, y un montón de otras vicisitudes, como la vida misma, hacen que haya que visualizar la gloria que supone que, una determinada maniobra o estrategia de carrera acertada redunden en un buen resultado, que en mi caso, casi nunca llega, bien por mala elección de la estrategia, bien por un error de pilotaje, bien por alguna "pifia" de algún otro piloto, que -con sus disculpas eso sí- hace que tu carrera se termine, tengas o no que entrar a reparar, porque en 1 hora, no hay tiempo material para recuperar.
  • Hay muchas cosas que sí se parecen. Las estrategias de carrera, los equipos, la telemetría, el comportamiento, lo arriesgada que sea la elección de neumáticos, la actitud en pista, ... y hasta los tiempos que se consiguen con los coches reales, y los de simulación. Ello nos dice, sin duda, que estamos frente a algo, realmente parecido.



Por tanto, es un hobby, eso seguro, como la fotografía, volar helicópteros de radiocontrol, o hacer maquetas de barcos de guerra. Y todos los hobbies cuestan dinero. Eso nadie lo duda; es por tanto algo que cuesta un buen dinero. El dinero se va, no sólo en infraestructura de Hardware (ni que decir tiene que la gráfica que se necesita para esto, ha de ser, al menos, "maja"), sino también en infraestructura de servidores: A saber: 
  • Un servidor dedicado, con un ancho de banda, a poder ser, ilimitado. Eso puede rondar los 1.500€ anuales. 
  • Un dominio para mantener la comunidad, que puede rondar los 15€
  • Un alojamiento web, con un Joomla para dar contenidos y poner las carreras. Súmale 100€ al año.
  • Un montón de tiempo, organización y voluntarios para montar los campeonatos, las normas, las estadísticas, los jueces de carrera, las sanciones, las clasificaciones, etc, etc. 


 


Ingrato, aunque sarna con gusto no pica. Eso sí, esta afición, es de las que arruinan vidas. De estas que enganchan, pican y hace que se sienta que se puede hacer mejor (y la telemetría, que esta sí es la misma que usan los profesionales), y un poco mejor, y pulir una pasada por curva, y "arrimarse" un poco más al muro en el circuito de Macao...


No sé. A veces los sentimientos son contradictorios, porque veo gente que entra en la comunidad, mejora rápidamente el nivel y me dejan en el mío que no es más que la segunda mitad de la tabla. Pero por otro lado, estoy convencido de que las comunidades, las hacen las personas, y a la que yo pertenezco, es realmente especial, por motivos, que, probablemente, contaré otro día.


Si te animas, necesitarás lo siguiente:

  • Un PC potentillo. Mínimo un C2D, E8200, o superior. Para las gráficas, yo soy de nVidia de toda la vida, y creo que con una 9600GT puedes tirar dignamente. Mejor algo de la serie GTX. 
  • Unos cascos con micro.
  • Descargarte el TeamSpeak
  • Un ADSL 1Mb es suficiente. Eso sí, acuérdate de quitar eMules y Torrents cuando corras. Nos evita lags.
  • Una pantalla (o 3), con un mínimo de resolución. Una 22" de 1680x1050 es un estándar.
  • Un volante. Aquí sí que no hay que escatimar. Un Logitech G25 o nada.
  • Una copia legal del GTR2, del GTR Evo y del GTL. Te va a costar conseguirlas ya, pero en alguna tienda GAME quedan, en eBay también.
  • Otras cosas, como un teclado gamer, un Logitech G15, te ayudará con las entradas en box.
Sólo te pediremos limpieza en pista (dios te libre de irte llevando a gente por delante, sea o no sea sin querer) y ganas de generar adrenalina. 

Eso nunca suele faltar, los jueves a las 22:20, los "adrenaline yonkies", nos juntamos para ver quién se arrima más al muro. 


Más info, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario