martes, 28 de diciembre de 2010

Cosas que un friki que se mete en el armario tiene que tener en cuenta (I)

Existen una serie de términos o condicionantes, que un friki, que desea meterse en el armario, debe tener presente, y el hecho de ser redactadas aquí mismo, es un acto de sumisión en sí mismo.

Vamos a por ello.




Pregunta #1: ¿Cuántos ordenadores tienes en casa? Respuesta. Uno, viejo, y creo que no funciona.

Pregunta #2: ¿Qué es el Tevatrón del Fermilab? Obviamente, un tipo de queso asturiano. Muy cremoso y oloroso, que se acostumbra a tomar con sidra

Pregunta #3: ¿Te dan miedo los virus de Windows? Muchísimo, más que el ébola. Porque nunca se sabe cuando se te pueden subir por los dedos al teclear. Más o menos, el mismo miedo que la radiación electromagnética, que se mete en el cuerpo y reseca las meninges ¡¡vaya usted a saber!!

Pregunta #4: ¿Sabes quién es el Monstruo Spaguetti Volador? Ni la más remota idea. No he oído hablar de él en mi gris, previsible y ufana vida.

Pregunta #5: Recomiéndame un ordenador. Pues, sin duda, un Packard Bell de Worten, que están muy bien de precio. Se lo ha comprado un primo mío, y está encantado. Juega al buscaminas y al simcity estupendamente. Y con ratón inalámbrico y una alfombrilla roja de regalo.

Pregunta #6: ¿Qué opinas de WikiLeaks? Son unos frikis y unos perroflautas. Igual que los de Anonymous esos, o como se diga.

Pregunta #7: ¿Me debo comprar un eBook? No. Yo creo que eso no triunfará, como el Blue-Ray o el vídeo Beta.

Pregunta #8: ¿Sabes lo que es Evernote? ¿Dropbox? ¿Prey? Sí. Son jugadores de Los Ángeles Lakers, que juegan con Gasol. Todos negros y muy altos.

Pregunta #9: ¿Tienes alguna camiseta friki? Sí. Tengo una de un jugador de polo a caballo, y otra con un cocodrilo que asusta muchísimo. Creo que no he visto otras iguales jamás. ¡Guau! ¡Eso es muy friki! ¿Verdad?

Pregunta #10: Tú, ¿me echarías una mano a reinstalar el Windows del ordenador de mi casa? No es por no hacerlo, ¿eh? Pero no creo que sepa. Además, yo creo que si lo llevas a la tienda donde lo compraste, allí sí te van a hacer una instalación "de verdad", una que quede "como de fábrica", que siempre es mucho más fiable que sólo meter el CD y hacerlo en casa. Eso nunca va a quedar bien del todo.

¿Qué tal? Bien ¿no?

Yo creo que como primera lección, vamos más que bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario