miércoles, 15 de diciembre de 2010

Estoy consiguiendo NO ser un early adopter

Sorprendido me hallo de mí mismo.

¿Cuánto hace que tener un tablet de estos sexys que hay ahora, es sólo una frikada, sin ser una absoluta frikada?

Creo que desde hace bastante. ¿Y? Pues que me he contenido sin tener uno. ¿Y? Pues que, al menos en algo no seré un early-adopter con las ventajas que ello tiene no serlo. Y creo que podré aguantar así, el rato suficiente, hasta que la curva se acampane, y pueda comprarlo comparándolos en el Media Markt, Worten o Fnac, en lugar de en una web con IP sin dominio sita en la China más medieval.


Nunca hablé por aquí que soy el afortunado poseedor de un IRex iLiad. Un eBook, que más eso, parecía frikilandia. Se podía flashear, para instalarle un terminal, y a partir de ahí era el despiporre. Un kernel de Linux, para hacer lo que se antoje. ¿Manejar la nevera con el eBook? ¿Cerrar las persianas? ¿Poner la colada? Un juego de niños.

¡Pero si un eBook es para leer libros!, dirá el avezado lector(a). Pues sí, pero claro, no podíamos dejar pasar la oportunidad, de blablabla. Y al final. ¿Qué? Pues sí, Wifi, táctil...y ¡se estropeó! Y cuando fuí a llorarle a iRex, ya había quebrado. ¿Por? Pues porque era una empresa de perroflautas, más frikis que sus clientes.

Y claro, eso tiene un público tan reducido como la simulación de conducción en PC, de la que hablaré otro día.

Y no hablaré de esa nVidia GTX260 de 65nm. ¿Perdón? Sí. De las primeras. Early adopter, otra vez. Más vatios y menos rendimiento. ¡Precipitación!. Luego la pude cambiar, hábilmente por una 55 nm, que todavía conservo, rindiendo hasta la extenuación en el PC Gamer. No tengo más que buenas palabras para ella. Pero de nuevo, el cagaprisas que llevo dentro, anduvo ahí.

Pero con los tablets no, mirusté. Ha pasado el iPad, el Galaxy, los chinos del DX, unos medioqués (ZT-180) que andan por ahí a 200€. Y nada.

Me resisto a comprar.

Reflexionando, puede ser, que mi otro yo, me esté diciendo sin hacerlo, que sería el enésimo gadget, que -aunque sexy- estaría más que infrautilizado, porque a nadie se le pasa por la cabeza, que un post, como por ejemplo, éste, se puede picar en un tecladito de nenaza como los que portan esos bichos. Ya el pobre netbook, desde el que escribo, con su teclado de 87% del tamaño normal hace que falle muuuucho más de lo que es ya habitual en mí, no me quiero imaginar en un teclado virtual.

No; Decididamente, son para consumir y no para crear contenidos. Por tanto su uso se restringe sólo a ciertos momentos del día. No creo que acabase utilizándolo mucho, y es por ello, que igual, y digo igual, todavía uno no adorna el reposabrazos del sofá del salón.

Esta vez, que investigue otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario