jueves, 30 de diciembre de 2010

Una hermoso homenaje a un trozo de caucho

Lo bueno, si breve, son vacaciones. Lo excelente, si blandito, es Michelin Pilot Sport. Ya hace casi un año, que calcé al 308 SW con estos fantásticos neumáticos, pues siempre pensé que serían una elección acertada para semejante monstruo pesado como es el 308, en contra de lo que puede parecer natural, por peso, prestaciones y tipo de coche.

Vale, es un misterio porqué los neumáticos me apasionan, pero esto es mi blog ¿ok?

A priori, los Pilot Sport, son neumáticos deportivos sin ningún tipo de compromiso. No se les puede pedir ni duración, ni silencio ni confort en marcha. ¡¡Sólo agarre!!  Y vive dios, que lo dan. Un agarre, absolutamente incomparable con nada probado hasta la fecha, y mucho menos, con los Pirelli PZero Nero que traía calzado de serie el 308, que, mientras nuevos, funcionaron aceptablemente, pero tras un 50% de desgaste, se convirtieron en un auténtico peligro en la carretera, haciendo el coche prácticamente incontrolable en frenadas con charcos, y un agarre más que deficiente. Al final, se fueron al reciclaje, con algo más de 1,6mm de dibujo, pero la seguridad va por delante de los ahorros en estos casos. Ahí, talibán.
Pilot Sport 3

Pero volvamos a Michelin, que es lo que nos ha traído aquí. Siguiendo los consejos de quien me suele surtir las cosas del caucho, Neumátivos TINO en Noia (precio, buen servicio y conocimiento) puse unos Pilot Sport 2 en 225/45 R17, en código de carga 91Y (615 kg por neumático). Delante, unos Pilot Sport 3, 225/45 R17 en código 94W (690 kg por neumático), que es el que preconiza (siempre quise poner esa palabra en negro sobre blanco) el fabricante. Avisado iba que con el código "Y" no iba a pasar la ITV, pero me han provisto de un punto de confort adicional, están casi dentro de parámetros y realmente, el agarre del tren trasero es abrumante. Los Sport 2, los "pata negra", no los hay en 94W, y, doy fe que han dado la talla.

Obviamente, de un mastodonte de más de 1.800 kilos en orden de marcha, (aproximadamente 2.500 con todo encima), con 500 kg de motor y tracción delantera, no se puede esperar más que una máquina de subvirar. Y lo es. Subvira aquí y allá. Se puede llevar menos al límite o más (el ESP tomará el control y se acabará la fiesta...), pero con los Pilot Sport, la cosa de los límites, está bastante lejos. En mojado o en seco. Pero lo que es más importante: con poco más de 1,6 mm de dibujo en el tren delantero, el resultado es casi igual que de nuevo. ¡¡Eso es algo que al cliente exigente, sirve, y mucho!! El neumático dura al 90% de habilidades, hasta el final de su vida útil.
Pilot Sport 2

Ahora toca cambios. Estuve un rato barajando bajar un nivel de gama, dentro de Michelin (yo soy de Michelin, desde hace años, y varios cientos de miles de km en coche y moto), bajando a Exalto 2, o incluso a Primacy HP, pero a igualdad de precio, que es un hecho, con una horquilla de 3% en precio, creo que volveremos a Sport 3, porque, además, la duración, ha sido más que satisfactoria. Y es que hace más de 28.000 km que se calzaron, y siguen ahí, al pie del cañón, creo que listos para redondear los 30.000, igualando a los infaustos Pirelli. Creo que la temida "sobremedida" con la que -a priori- parece calzado el 308, es muy conveniente para favorecer el agarre (faltaría más), pero también la duración, que es algo importante a tener en cuenta, para mantener las cuentas a raya en una máquina de hacer kilómetros, como la que estamos hablando. Vamos a buen ritmo, de 30.000 km al año, más los 20.000 que le caen al Megáne...

Pero bueno, ¿y habrá cambio de tren? Pues va a ser que no, salvo consejo en contra, de última hora. Los 91Y, me parecen un poco excesivos para poner en el delantero. Teóricamente, se volatilizarían (están a menos de 30% de desgaste, confirmando que los coches "familiares" no consumen neumático trasero), aunque corren el riesgo de petrificarse ahí atrás. Habrá que pedir consejo a quien sabe.

A quien sabe.

Prestando un poco de atención (no conduzco el 308 habitualmente, lo que me permite estar atento a los cambios cuando lo hago), hay una nueva rumorosidad de la parte del tren delantero, sobre todo en frenadas en retención de motor, sin duda por los neumáticos, pero entra dentro de lo razonable para un caso de desgaste como el que hablamos.



Resumiendo, muy muy muy satisfecho con ellos, tanto en utilización familiar, como en smart driving, término acuñado por mí, todavía no explicado aquí, cosa que haré cuando tenga tiempo para cargar mi shit-cam en el salpicadero, pero que permite sacar ese espíritu "GT" que se esconde detrás de un pesado diesel, techado con un cristal de 400 kg, pero con un soberbio chasis, unas suspensiones muy firmes, unos neumáticos de perfil bajo, y un infame cambio, que aún hace lucir una parte ciclo excelente y un motor bastante brioso.

A priori, los PS3, estaban llamados a sustituir a los PS2, pero en la web de Michelin, se ve, que se mantienen las tres líneas sport. Los PS3, un paso por atrás, cerca de los Exalto, para vehículos de altas prestaciones, los PS2, para los deportivos, y los Sport CUP, para los superdeportivos. Eso sí que va a ser mucho para un coche familiar. Ji, ji.

Por último, un inquietante logo "Green X" aparece ahora al lado de los Pilot Sport 3, que, según leo, no tiene nada que ver con la eficiencia en el consumo (que suele ser un sinónimo marketinizado de "menor agarre") sino con la eficiencia en la fabricación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario