miércoles, 8 de junio de 2011

Maldito karma

Cuando cayó en mis manos, ví una novela como otra cualquiera. Un best seller de bolsillo de esos que están bien para días de asueto y veranos tediosos, pero poco más.

No sabía si me lo iba a leer o no, porque la cola de libros que tengo para procesar es considerable. Pero las carcajadas de mi mujer me terminaron de convencer.

¡A por él!



 

No es un libro trascendente. No señor. Pero tiene un trasfondo ciertamente profundo, que pasa en el subconsciente durante el tiempo que se lee. Son casi 300 páginas que se leen muy rápidamente. No es nada pastoso, sino al contrario. Fresco y jovial.

Un autor (David Safier) que yo, al menos no conocía, pero que me imagino como un Ildefonso Falcones, al que el éxito le llega de cierta forma inesperada. Una novela con éxito viral, porque la gente lo que quiere es reirse.

¡Al final, sí tiene situaciones hilarantes que hacen que merezca la pena! Sí señor. Un buen rato he pasado leyendo.

Lo que no me parece de recibo es el pastoso y pasteloso final, absolutamente inimaginable en un libro en el que se prodigan tacos, situaciones agresivas y actitudes acordes con la sociedad actual (ya sabéis, trepar pisando cabezas, éxito, dinero a costa de cualquier cosa, etc...)

El resto, divertido. Para pasar un rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario