lunes, 6 de junio de 2011

Otra vez la religión inventada

Estudié en un colegio de curas, de los que no tengo gran recuerdo, aunque sí de la educación que me dieron. Luego me fuí haciendo agnóstico, hasta llegar a ser un ateo convencido.

Ahora, he dado un paso más: Soy un ateo activista. No dejo pasar ni una. ¡No señor, no me da la gana! ¡Es el legado de un mundo mejor que debo dejar a mis hijos!

Y este domingo, no voy a decir quien, aunque existe un 0,00000001% de probabilidades de que me lea, me tocó las pelotillas. Pasamos por delante de la iglesia de turno, y cómo no, tema del día. ¡Las comuniones! Una frase lleva a otra, y al final, ya sale la religión inventada.

-- "Y es que cada uno puede creer en lo que quiera"

Técnicamente correcto, pero creyendo en "lo que se quiera", no se puede hacer la primera comunión de los cristianos. Se puede hacer la otra. La de los de la religión de "lo_que_quiera_istas". Los cristianos tienen reglas de acero.

Y luego salió el precepto de la misa dominical, que mi interlocutora insistía en que era voluntario, a lo que le decía yo, que en la religión católica, hay muy pocas cosas opcionales, pero ir a misa los domingos, no es una de ellas ¡seguro!

-- "Y es que yo, creo a mi manera"

Obviamente. Como hacen millones de personas que se creen cristinanos en España y no lo son, realmente. No lo son, simplemente, porque los dogmas no se interpretan. Porque los mandamientos son verdades absolutas (han de serlo, al menos), y los castigos por no cumplirlos, cuantificables y cualificables.

Si uno cree, a su manera, debe hacer la primera comunión a su manera, pero no la de los católicos cristianos. Esa, es sólo para los que creen en todo, y van a misa con los niños, todos los domingos sin excepción. Si no, no vale.

¿Cómo tienen los santos cojonazos de llevar a los niños a catequesis para que hagan la primera comunión, y con la misma, irse al bar, mientras están en misa? ¿Es eso posible? No es admisible desde ningún punto de vista racional.

Aunque hablar de racionalidad con la iglesia católica, y con las religiones, en general, es poco...racional.

Pero ¿de dónde sale todo esto? Pues, sin duda, en mi opinión, del condicionante de la capa social. Los niños hacen la comunión, "porque tienen que hacerla", "porque todos la hacen", "porque yo la hice", "porque es lo que dios manda" o "porque no tengo ni idea de porqué, pero no quiero pensar, que se me estresan las neuronas". Cualquier opción es buena. El cura asiente, acepta. Porque los 8000 millones de euros que recibe la iglesia al año, de las arcas públicas, están ahí porque la sociedad está cerca de la iglesia y la iglesia de la sociedad. Y hay que seguir estando, para que el dinero siga fluyendo.

Es sólo el condicionante social. ¡Sólo! Y los niños, van por el iPod, y los padres por aparentar haber hecho lo correcto, y los abuelos para respirar tranquilos. Y el cura para hacer caja.  Y el del bar, para vender unos langostinos y unas jarras de cerveza.

Pero ¿por qué los padres de mediana edad, con ciertos estudios, que piensan cada día en dar lo mejor a sus hijos, siguen creyendo que la primera comunión es algo necesario?

Pienso y pienso, y sólo me detengo al llegar a la Baja Edad Media, donde un dios todopoderoso, hacía vivir en el pavor a las masas trabajadoras, oprimidas y esclavizadas, que sólo en la vida eterna, podían encontrar un alivio a su pesar. Pero hoy, tenemos los dientes blancos, polos de Ralph Lauren y Audis. ¿no?

Aaaaaaamigo! Nos queda la muerte. El miedo pavoroso a la muerte, nos hace pensar en que si tenemos al final de nuestro camino a un señor vestido con una sábana blanca, barba canosa y mirada serena que nos dice que nos perdona (da igual lo que hayamos hecho, nos perdona. Omni-misericordiosamente) y que ¡hale! parriba, al cielo...¡eso nos da ánimo! ¿Eh?

Mejor morir así, sin duda, que morir pensando en gusanos y bacterias.

Pues hale, pasemos un mal trago delante del puto cuervo ese, que le da una hostia al niño, y quedémonos tranquilos.

¡Borregos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario