viernes, 29 de julio de 2011

Maratón de NY - 2006

Otra de las cosas que quiero que queden por aquí.


Crónica de la maratón de NY, publicado en su día en la lista de correo de @ciclismo también.


Buenas.

Pues este es el offtopicazo de un marathon sufrido, muy sufrido...


Tras superar los diferentes baches de remordimientos por entrenamientos no realizados, me planto a las 6 de la mañana donde habíamos quedado con los buses que nos trasladarían a la entrada. EEUU es un país impresionante en muchos aspectos, pero ver 800 autobuses escoltados por decenas de policías en Harley Dadvinson es algo que difícilmente se olvida. Tardamos un huevo en llegar a la salida, justo al principio del puente de Verrazano (Giovanni, descubridor del golfo de NY, hace unos cuantos cientos de años).

Un par de horas de espera en la salida, todo muy bien organizado, con muchos WC portátiles, café, bollos, y todo lo que se pueda pedir. La salida bien organizada, con un cañonazo como el de Ronda. Hale: 37.000 pollos a correr. Por supuesto, (EEUU, no olvidemos), pasó la USAF haciendo unos rasantes de escándalo para animar al personal que gritaba como animadoras de NBA...

Lo primero que veo, es que todo el mundo lleva una camiseta con el nombre de su país y su propio nombre. Lo primero es por puro orgullo y lo segundo para que los cientos de miles de personas que siguen el maratón durante los 42 km te animen personalmente. Y a dios pongo por testigo que lo harán.

Lo segundo que se necesita para correr este maratón, es un motivo. "Yo corro por mi perro, que se murió el mes pasado", "Yo corro por Kathy" (que ya sabrá él quien es. "Yo corro por los niños con leucemia", o "porque el año que viene ya no estaré en este mundo ya que tengo esclerosis nosequé" (textual). Yo no tenía ni camiseta de mi país, ni mi nombre escrito en ella, ni tan siquiera un motivo. Yo corría porque sí, pero he pecado de novato...

Salida perfecta, ordenada y muy emocionante por el "Verrazano Narrow's bridge", un puente colgante espectacular cuando está recorrido por cientos de coches, pero absolutamente apoteósico cuando está recorrido por 37.000 corredores. ¡Esto es el mejor marathón del mundo!

Paso a una señora con una camiseta que pone en la espalda: "Tengo 85. ¿No te da vergüenza ir detrás de mí?" Sin comentarios.

En los primeros kms, se pasa por Queens. Muchas bandas de rock&roll en la calle animando y empiezo a ver montones de gente animando durante todo el recorrido. ¡Esto es impresionante! No hay ni un solo hueco donde no haya alguien animando. La gente grita superemocionada, animando a cualquier persona. ¡Me mola un montón y empiezo a correr pegado a la derecha para sentir los ánimos de la gente!

El maratón está medido en millas. También en kms, pero principalmente en millas, así que me llevaba mis tiempos apuntados. Pensaba en correr en 10 minutos por milla, para hacer unas 4:20:00 o por ahí, que -para mí- sería un tiempo estupendo. Al principio lo iba bordando. En las dos primeras, hice 12 minutos, pero porque había mucha gente y en una de ellas tuve que parar a "aliviar". Pero en las siguientes hice 9, y la cosa se fue compensando.

Pasamos a Brooklyn y la cosa seguía bastante bien. Alguna milla en 11, u 11:30, pero nada preocupante. La cosa iba bajo control.-

Llego al punto donde había quedado con mi mujer, pero desgraciadísimamente no nos vimos. Según comentamos después, fué cuestión de pura mala suerte porque ella estaba allí pero yo no la ví; la verdad es que me afectó un poco no verla. ¡En fin! son las cosas de tanta gente y el cansancio afecta un poco también.

Siguen apareciendo bandas de rock y hasta de gospel, en ciertas partes de Brooklyn y el Bronx.

Llegó la milla 15 en otro puente con "leve" inclinación (y es que este tiene pinta de ser uno de los más duros maratones del mundo) y comencé a sentir las piernas "cargaditas", pero nada que no esperara a estas alturas de la peli.

El "problema" vino en la milla 20, km 32. A falta de 6.2 millas para terminar, comencé a experimentar repentinamente bastante dolor en los tobillos. Algo también en las rodillas, pero sobre todo en la parte baja de las espinillas. Glubs. Estoy acostumbrado a ir cansado de pulsaciones, de piernas, o sofocado, pero no a sentir dolor. Agudo, como agujas en los tobillos. Me asusté un pelo, pero llevaba la impresión en la cabeza de que "ya quedaba poco". El dolor fué a más rápidamente (quizá el miedo hizo su parte) y en esa milla hice 14 minutos. Se me ocurrió la "feliz" idea de ponerme a caminar una milla (que hice en 18 minutos), y el problema vino en el momento de volver a correr. ¡¡¡¡Diosssssssssssssssss!!! que dolor, totalmente destrozado, pero volví a arrancar finalmente. Ya sabía algo: ¡No volvería a parar de correr hasta la meta, pase lo que pase! Tras volver a calentar todo el mecanismo, volví a los 12 minutos/milla, pero estaba sentenciado ya. Casi no sudaba y de pulsaciones iba perfecto. Luego...¡¡no estaba corriendo lo suficiente!! Mierddd! A ver: Si de pulmones voy bien, de pulsaciones también y de músculos también ¿por qué no corro? ¡Porque me duelen los tobillos una barbaridad! ¡¡No hay dolor!! Me acordé de la legión, del perro de Bateman, del novio de la muerte, de John Rambo, de todos los discapacitados que salían a las 8:00 AM y que ellos sí tendrían un verdadero maratón para terminar y me dije que esto lo había que terminar como fuera. Me enganché a un "pace team" (uno de estos equipos que siguen a un lider que les llevará en el tiempo que dice su camiseta). En este caso el de 5 horas, y no me fué mal. Sufriendo como un animal, sólo los perdí de vista en las dos últimas millas, terminando con unos decepcionantes 5:12, pero que a mí me saben a pura gloria como cualquier hazaña personal, por ridícula que parezca.

Me acordé un huevo de los planes de entrenamiento, en los que se decía que había que hacer "tobillos" y que yo -jocosamente- decía que ya los tenía hechos. :-)) Mis entrenamientos se limitaron a correr lo que podía, cuando podía y como podía. Estirar al final y poco más. Evidentemente no he entrenado en la dirección correcta, pero eso tampoco sirve como excusa.

Tengo varias cosas a mi favor: Una, que yo no soy un corredor, ni siquiera un "atleta", con lo que tengo eso en mi descarga. Tengo otra que es que he entrenado poquísimo: La mitad de lo que me había propuesto que ya no era algo ambicioso. Que llevaba algo de catarro arrastrado, que me había pateado NY durante 5 días, que sufría el jet-lag todavía, ¡¡y yo que sé más!! Vamos, a lo que voy: ¡¡Que con este tiempo, sólo me queda mejorar!! :-)

Alguien me ha comentado que ahora hay que intentar el de Berlin...no sé, no sé...¡yo nunca he estado en Berlín, y dicen que es muy bonito!

Desde luego, el maratón de NY es algo que todo el mundo debería hacer alguna vez en su vida...¡Toda una experiencia!

Un saludo
^_Pepe_^

No hay comentarios:

Publicar un comentario