jueves, 28 de julio de 2011

Realmente, el amor, es inexcrutable

Tengo un amigo, que se casa en 3 días. Su casi-ya-su-mujer, le ha dicho que, con todo el lío que va a haber en su casa con los preparativos, lo mejor es que él se vaya a casa de sus padres hasta el día de la boda.

La casa es de él. Sólo de él.

Y ahí va...directo al altar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario