jueves, 18 de agosto de 2011

¡Que sobre!

Con afán antropológico, he querido saber cuánta comida tiene que sobrar, para que una comida gallega se considere normal. La sociedad, que cultiva esas cosas, es reacia a cuantificar, pero me han reconocido que, otro tanto sería una buena cantidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario