miércoles, 14 de septiembre de 2011

Los detalles...

Si es que hay que saber preguntar...claro. Luego torturaremos los números hasta que nos digan lo que queremos, pero hay que saber preguntar.

Visto aquí:


Carta a el director de EL PAÍS: Las encuestas tienen que ser más específicas para dar resultados más creíbles, por Vicenç Navarro, 13 de septiembre de 2011.

En su artículo publicado el lunes 12 de septiembre de 2011 analizando el barómetro de Metroscopia su corresponsal indica que un 56% de la población española prefiere que se recorten los gastos públicos frente a un 31% que asegura que deben aumentarse los ingresos del Estado. Es bien conocido en círculos de estudio de opinión popular que cuando a la ciudadanía se le hace este tipo de pregunta siempre sale la opinión mayoritaria a favor de los recortes de gasto público. La palabra impuestos tiene un componente emotivo grande e inmediatamente la población asume que son los impuestos del que responde. Ahora bien si la pregunta se hace de una manera distinta, como “¿Está a favor de reducción del gasto público, la mayoría del cual es gasto público social que incluye transferencias públicas como pensiones y servicios públicos como sanidad, educación, servicios domiciliarios a personas con dependencias, escuelas de infancia, y otros, o que aumenten los impuestos de las grandes familias, de las grandes empresas, y de la banca que se han beneficiado particularmente de las reducciones de impuestos de los últimos quince años?” la respuesta es por grandes mayorías favorables al incremento de impuestos. La pregunta por lo tanto debería ser mucho más específica, aclarando quién paga los impuestos y quién queda afectado por los recortes de gasto público.

Vicenç Navarro
Catedrático de Políticas Públicas
Universitat Pompeu Fabra

No hay comentarios:

Publicar un comentario