miércoles, 26 de octubre de 2011

Primer punto de situación con el Mac.




Llevo ya un montón de tiempo con el Mac Book Air 11" ¿Cuánto?, pues hoy hace 279 días, según una rápida resta con el Excel. ¿Y bien? Es hora de hacer un poco de recopilación de cómo va ¿no?

Yo creo que sí. El Mac, Mac Book Air, MBA o como le vaya a llamar dentro de este post, ha sido como un tiro en el corazón, cuando llegó, pero luego, con el paso del tiempo, ha sido más como...deshacer, con una bala, un coágulo que me iba a matar. Ha dolido, pero me ha cambiado la vida. Al menos, la forma de ver la vida.

¿Y cuál era ese coágulo? Sin duda, la cerrazón en que cualquier sistema no abierto, no puede ser bueno, por naturaleza, lo cual es erróneo, de entrada. Sin ningún género de dudas, es erróneo.


¿Por qué lo es? Lo primero, es porque no conocía el sistema operativo de Mac. Actualmente, tengo la versión 10.6 del sistema operativo, Snow Leopard, que es -digan lo que digan, diga quien lo diga- un buen sistema operativo. Un gran sistema operativo. Un usuario avanzado, como me considero yo, le puede pedir un buen montón de cosas a un sistema operativo, y si las da, no hay duda de que es bueno, sea diferente el "como" o no.



Baterías. Muchas ¿Verdad?

Obviamente, en Mac, las cosas no se hacen como en Windows, ni siquiera como en Linux. De hecho no se hacen como en ningún otro sistema operativo. Algunas sí, otras no. Pero yo ya he currado en muchos sistemas operativos. Por ello, no soy un cliente especialmente diseñado de OS X, porque ellos se especializan en los que quieren que todo "simplemente funcione", sino más bien, soy el tipo de usuario que acabará escribiendo esto que estoy haciendo ahora aquí. (Desde un Windows XP, por cierto, pero que terminaré en el Mac). Andar con diferentes sistemas operativos es como andar con diferentes coches. Todo el que anda con más de uno, y mejor, con más de dos, anda con más soltura con cualquier coche, que uno que anda sólo con uno. En los sistemas operativos, es igual. Exactamente igual. Habitualmente trabajo con Windows XP, pero en dos ordenadores de casa, tengo Windows 7, en el portátil tengo Windows Vista y Ubuntu 11.10, en el server Ubuntu 11.10 y KDE para algunas cosas. En el Mac, tengo Windows 7, Ubuntu 11.04 y Snow Leopard. Entre eso, y el hecho de que -cada vez más- se utilizan aplicaciones web, las cosas son más fáciles con los ordenadores, en general, y el Mac, se adapta a eso fenomenalmente bien.

EL HARDWARE

Disipador. ¿A que mola?

Una de las primeras cosas que llama la atención al abrir la caja de un MBA, es lo bien hecho que está. No importa los ordenadores que se tengan, que se hayan tenido o visto. Un MBA es algo superior a todo ello. Es una construcción sublime, llena de detalles de excelencia, muy cuidada, con un montón de cosas realizadas específicamente para la máquina, con muchas cosas hechas sólo para "fardar" y otras hechas para que las cosas funcionen muy pero que muy bien. A destacar el sistema de carga de corriente con imán, MagSafe, supercómodo y muy seguro, ante despistes, el cargador pequeño y muy ligero (jamás he visto una cosa así), la duración de la batería estratosférica (alrededor de 7 horas, con Wifi, y cierta caña), un silencio absoluto, salvo el caso en que se cargue la batería y se reproduzca flash intensivamente. Esto es un problema, porque el usuario de un Mac se acostumbra al silencio de entrada, y cualquier perturbación se hace insoportable. El MBA, tiene un ventilador, con 6 puntos de funcionamiento (de 0 a 6000 rpm). A 6000, el ruido es muy "soportable" (de hecho puede pasar desapercibido a un profano). Y sólo existe en caso de reproducción de flash, y no en caso de reproducción de MKV o MP4, que -para ello- la gráfica nVidia dedicada echa el resto. Para el resto de ocasiones, el silencio es total, y no se calienta nada del chasis, nunca. Nada. Y el chasis ES un inmenso disipador, en este bicho.

EL SOFTWARE

La característica más importante del software, es sin duda, en mi opinión, que está perfectamente hecho a la medida del hardware. Ni falta ni sobra nada. Todo funciona perfectamente. Redondamente. Ello redunda en una experiencia de usuario excelente. Nunca falla nada, ni mucho ni poco. Aparecen una media de 1 o 2 actualizaciones al mes (una risa para un usuario de Windows o Ubuntu, que suelen tener unas docenas a la semana). El funcionamiento del bluetooth, periférico que suele dar problemas, es fantástico, la Wifi, la webcam, los micros, la pantalla...¡¡todo va de fábula!! Y eso mola. Hay que reconocerlo. Mola.

El Mag Safe, un USB y el auricular

El hecho de que no sobre nada, también es importante para tener un arranque súper rápido, en una media de 15 segundos. Una salida de suspensión en torno a 2 segundos. Varios estados de profundidad de suspensión en función de si está o no el cargador, el tiempo que hace que no se levanta la tapa...que hace que se pueda llegar a tiempos de 30 días con el ordenador suspendido, sin terminar la batería. ¡Algo espectacular! Muy espectacular, sin duda.


EL CONJUNTO
Es redondo. Sin problemas. Sin aristas. Cero. ¿Ya parezco un evangelista de la cuerda de Jobs? No quería, pero la verdad me gusta contar las cosas como son. El Dell E4200 con Ubuntu va bien. Muy bien. Estupendamente bien. Pero tiene sus cosas. Para hacer funcionar el micro, hay que hacer un cambalache, y ha habido alguna cosilla por ahí, que también ha dado un problema. Pero Ubuntu es un sistema operativo para todos los ordenadores del mundo. ¡Es el otro extremo! Hacemos funcionar casi-bien todos los ordenadores, en lugar de hacer funcionar perfectamente nuestros ordenadores.


Mención aparte requiere el touchpad, enorme y sin botones, que en 10 minutos hace que sea el mejor touchpad que hayas tenido jamás,  y que haga palidecer a cualquier otra cosa que hayas tenido o visto antes. ¡Cómo pude haber vivido sin esto antes!


LO MALO
El flash. Sin duda. Lo primero que se necesita es un flash blocker en cada navegador. En caso contrario, la batería durará la mitad. Existen modos para reproducir los vídeos de Youtube en html5, y en el fondo, Flash está muerto, pero, por ahora, hay que seguir viviendo con él, y si no me equivoco, quedan algunos años. Reproduciendo flash, el ordenador se sofoca rápidamente, y la batería empieza a drenarse preocupantemente. Lo bueno de ello, es que, con los flash-blockers, los periódicos tienen el 10% de los anuncios ;).

El "ya pensamos nosotros por ti". En aras de mantener una usabilidad (el combustible de la magia de Apple) bajo control, muchas aplicaciones, como la del control del touchpad, tienen muy pocas utilidades, y existen piezas, en el Apple Market, para complementarlas, que ¡muchas veces son de pago! El hecho de que venga el corta+pega deshabilitado, y no sea fácil rehabilitarlo, es otra prueba de ello.


El hardware a medida, no es un problema en sí, hasta que algo falle. ¡Si algo falla, el portátil falla, completamente! Aquí no se pueden hacer reemplazos caseros. No. Ni los tornillos pentagonales lo facilitan. La mayoría de las piezas (memoria, tarjeta wifi, etc...) vienen soldadas, con lo que no será nada fácil reemplazarlas. Las múltiples (seis) pequeñas baterías provocarían una hecatombe en caso de cambio. ¡Ni me imagino lo que deben costar! Es el precio a pagar por tener un pc que podría cortar jamón, que reemplazar sus baterías, puede llegar a costar como un jamón, de Jabugo, de bellota, de Joselito...


LA CONCLUSIÓN
No voy a decir que soy un converso a Mac, pero no me duelen prendas a decir que siempre veo las cosas en él en casa, lo uso a diario, no dudo en producir con él, y me ha hecho la vida muy fácil en muchas cosas. ¡Ah! Y en el fondo, es un Linux. Tiene terminal, corre un X Server...

Fotos: De aquí. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario