domingo, 19 de agosto de 2012

Libros - Dios hizo el mundo en 7 días ¡y se nota!


Yo admiro a Luis Piedrahita, porque tiene un "algo" que le permite ponerse delante de una cámara y entretener a sus congéneres, y hacerles reír. Al menos, a mí, me hace gracia. Sí señor. No lo puedo evitar. Además de ser un gran mago, es un gran monologuista, como se llama ahora a la gente que se sube a un escenario y hace reír contando historias de risa.

El caso es que este libro, hace tiempo que lo tenía en mi biblioteca de Calibre, y ahora era el momento ideal para ponerlo a andar. ¡Sin duda fue una gran idea! Grandes risas, pese a que algunas de las historias ya eran conocidas, pero no puedo evitar la risa, con las cosas pequeñas. Y es que a veces, me siento el príncipe de las cosas pequeñas, como él.

No puedo contar de qué va el libro, porque lo destriparía. Va de posavasos, bombones y otras cosas muy menores. Muy menores,  pero que dan cierta risa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario