martes, 16 de octubre de 2012

Nada es tan importante, idiota

El otro día, mientras el A310 aterrizaba en el aeropuerto de Barajas, el comandante, o el sobrecargo o quien narices sea, se afanaba por mandar el soniquete de que nadie se levante hasta que el avión se pare, y sobre todo, que no se enciendan los dispositivos móviles, hasta que se abran las puertas.

Obviamente, la inmensa mayoría de la gente de negocios, oh wait!, que si lo pongo en cursiva, gente de negocios hago un sarcasmo...

Decía que esa gente debe opinar en una inmensa mayoría que el comandante es un exagerado, o que el las normas, no van con ellos. O cualquier otra cosa, pasando porque, incluso, no opinen nada.

El caso es que, el personaje que llevaba a mi lado, obviamente, ya estaba, cuando se dijo eso, leyendo su blackberry. Acto seguido, lo declaré oficialmente, dentro de mi círculo de IDIOTAS.



Y el caso es que este post, está saliendo un pelín histriónico, como no me gusta que salgan habitualmente, pero no puedo evitar en lo IDIOTA que es una persona que piensa que hay cosas en el trabajo, que no pueden esperar. De hecho, se debe plantear que sus respuestas son imprescindibles.

Pero cuento, cuento...

En mi afán científico, puse a trabajar el rabillo del ojo. Me enteré que el susodicho IDIOTA, trabaja en Telefónica, y que leía los correos compulsivamente. Uno detrás de otro, iba para arriba y para abajo, contestando a la mayoría, "Ok, Juan, nos ponemos con ello inmediatamente". "Ok gracias, quedo enterado". "Ok". "Gracias".

Me pregunto


  • Si Juan le manda trabajo, o tarea, ¿no sabe Juan que el IDIOTA se pondrá con ello inmediatamente? ¿Cambia algo un correo tan poco significativo? ¿No sería mejor responder sólo a lo que no se va a procesar inmediatamente? Digo, por ahorrar tráfico de red.
  • ¿Acaso el IDIOTA no se da cuenta que si responde a casi todo con "inmediatamente", salvo que todo el plantel de Telefónica trabaje para él, nada va a ser tan inmediato?
  • ¿Reconforta una respuesta a las 21.10 horas de un día laborable a quién la recibe? A mí, más bien me preocupa profundamente.
  • ¿Era necesaria esta bateria inefable de respuestas mientras las puertas del A310 no se abrían?
  • ¿Se podría haber hecho un "vale Juan, nos ponemos con TODO inmediatamente, porque soy IDIOTA?
Acaso hay muchas personas en España que trabajan con la máxima de que todo es importante y todo es urgente. Me temo, para mi desvarío interior que sí. 

Claro que luego salen los números que salen de las cosas del trabajo que analizan los sesudos matemáticos del EuroStat en Bruselas. A mí, no me extraña. Ya no me extraña.

Juan, me temo, no se ha quedado más tranquilo, por los correos "sent from my Blackberry", pero el IDIOTA, se ha sentido muy realizado por ello, seguro.

Mientras, yo, me sigo preguntando qué ha fallado en la generación perdida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario