sábado, 20 de octubre de 2012

Restaurantes: Ramón Freixa

No contaré las vicisitudes que he tenido que pasar para poder ir a este restaurante, porque no vendría al caso, porque mezclaría feamente la vida profesional y la personal, pero sí diré que agradezco la oportunidad de poder haber ido.

El caso es que se trataba de un menú degustación sencillo, sin alardes, con pocas cosas bien elegidas.

El escenario estaba muy bien puesto, ahora bien, como era una comida de empresa, no hubo concesiones al atrezzo.

Vamos con ello.



SNACKS

  • Corazón de lechuga con anchoas. Excelente. Muy sabroso, y lleno de matices.
  • Cake de cebolla y yogur. El nombre no me seducía, y tras el espectáculo de la presentación, no terminé de verle nada más allá del nombre.
  • Fresa-vinagres-laurel-cítrico. Espectacular. No en presentación, pero sí en sabores. Miles, miles. ¡bravo! 
  • Roca de olivas. Muy bueno. Sabor intenso y presentación grandiosa. ¡Lástima de foto, que no procedía!
  • Apple-foie. Otra maravilla directa de autor. Increíblemente ejecutada y bien elegidas las proporciones. Arte moderno.
  • Choux de parma-soja. No lo recuerdo ya. Lástima.
APERITIVO
  • Guiso de guisantes y bacalao. Poca innovación, muy poca, pero excelente en sabor y en cascada de sensaciones. Estos son los platos que a mí, personalmente, me elevan el sentimiento. Sencillos en los materiales, y mucha "mano de obra".
MENÚ
  • Big duck: Hamburguesa de pato, helado de mostaza verde, queso idiazábal y pan completo. Esto de las minihamburguesas, es como los gin-tonic, hace tiempo que dejaron de ser una broma de mal gusto. Pero habíamos ido allí a probar, así que a por ella. Dos bocados, muy sabrosos. Muy umami como diría un técnico. Excelente. Buena pieza de pato, seguro, muy bien preparada.
  • Corvina cocinada con puerros y patatas rotas. Royal de Pedro Ximénez. Muy bueno, tremendamente tierno
POSTRE
  • El chocolate 2012.1. Impresionantes texturas de chocolate superpuestas. Pura innovación, muy aclamado en la mesa, y sobre todo, muy apropiado para las jornadas.
VINO
  • Premium Curvée 2007 by Ramón Freixa, Otazu, D.O. Navarra. Nada que objetar. Un impecable vino de autor, en tirada especial para la casa. Muy rico y lleno de matices, sobre todo en olores. Gustoso.
En definitiva, un restaurante que espanta en todos los sentidos, incluido el precio, entiendo. Un restaurante de referencia, donde uno no va para salir defraudado, sino para entender otra forma de cocina, otra forma posible. Muy parejo al Club Allard, que ha aumentado su vigor mediático recientemente con su segunda estrella. 

Sin duda, mucho más que recomendable, imprescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario