miércoles, 7 de noviembre de 2012

¿Por qué no funcionan los foros en el trabajo?

El otro día, al calor de un café, apareció una conversación muy interesante, sobre la "bondad" de la gente a la hora de contarte lo que sabe en el trabajo.

Yo estaba básicamente de acuerdo en que la gente es fundamentalmente buena a la hora de compartir contigo el conocimiento. En situaciones especiales, traspasos de responsabilidades y otras cuestiones, suele haber una muy buena colaboración entre iguales a la hora de trabajar.

Llegamos a la conclusión de que la gente es buena por naturaleza, y no tiene ganas de hacer mal las cosas. Que son las circunstancias (hablando en general) las que aducen motivos para hacer un trabajo mal, o mejorable...

Hasta aquí bien.

Y de ahí, derivamos a la vida más civil, en donde alguien contó la anécdota sobre un juego de cartas, que luego derivó en la conclusión habitual en estos casos: ¡hay foros para todo! Y es verdad, hay foros para cualquier cosa. No voy a poner los más estrambóticos, porque entiendo que no hay límite en esto, pero el forochaira, en donde unos frikis se hacen cuchillos artesanos a partir de trozos de sierras circulares de aserradero, o el fororeciclocapsulas de nespresso, o el de unos frikis que juegan online a unos simuladores de conducción, o a los que coleccionan scripts linux para thinkPad, o los que tunean microondas para hacer reactores nucleares. ¡Yo qué se! ¿es realmente necesario seguir?

Y aquí llevé la conversación al porqué no funcionan estas cosas en el trabajo. En mi empresa, lo digo sin saber, pero no temo nada equivocarme, somos la número 1 de España en inversión para facilitar a los trabajadores herramientas colaborativas. Es la empresa más grande del mundo (120.000 empleados) en hacerse un GoGoogle integral, tenemos GoogleGroups, Sites, Blogger, y toda la suite general de GApps.

Toda. A nuestra completa disposición. Incluida la suite de desarrollo, GDK.

Desde arriba se nos bombardea con que hay que colaborar, nos guste o no. Hay que trabajar en colaboración. Hemos creado un HPD, High Performance Desktop, que es en donde reside toda la información (full web) que deberíamos necesitar para nuestro trabajo diario.

Pero los foros están vacíos o casi vacíos. Los evangelistas de Google (que los hay internamente, y yo me considero uno de ellos) intentan (intentamos) participar activamente en ellos y aportar el conocimiento necesario con el fin de que la información empiece a fluir. Pero...

...está todo desierto. Yermo.

Un foro, es un grupo de interés, voy al foro de Linux para aprender cómo narices se hace algo, y, o bien lo encuentro directamente, porque ya le ha pasado a alguien, que suele ser lo habitual, o si es raro, o si está muy anticuado, me pongo a hacer una pregunta...que pasa a ser respondida, en muy poco tiempo. En Ubuntuforums.org, se responde siempre, a todo, en muy poco tiempo. En muy poco.

¿Por qué la gente responde? Pues por prestigio personal, con el ánimo de ayudar (empatamos con lo de que la gente es buena por naturaleza), o con el ánimo de sentirse bien, por haber ayudado. En realidad da igual, pero funciona. La gente colabora.

Pero entonces ¿por qué no colaboran en el trabajo? Pues porque no ven ningún aliciente adicional. Es claro el que "está pero no se le ve", que es el que si pongo en un foro, cómo se hace algo, nadie me va a venir a preguntar más cómo se hace algo. Y si viene, le remito al foro. Debería ser uno de los grandes razonamientos que nos lleven a empujar a la gente a hacerlo.

¿Y qué más se podría hacer? Gamificarlo, seguro. Funcionaría. Y pienso en una gamificación mixta. Mitad en reputación virtual, mitad en dinero contante y sonante. Propongo un sistema de estrellas, como tienen todos los foros "php" que hay por todos los servidores del mundo mundial, con una salvedad adicional, que parte de esa reputación, te indexe otra parte de tu variable a cobrar a fin de año fiscal. Seguro que nadie se quedaría indiferente. Nadie quiere quedar atrás. Todo el mundo sabe mucho de lo suyo. Todos los días se puede ver la importancia de escribir lo que uno sabe, para ganar puntos, y para evitar que 10 personas me obliguen 10 veces a contar lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario