viernes, 9 de noviembre de 2012

Sobre el porque no debemos dejar a las marujas gobernar

Después de ver el espectáculo bochornoso de Ana Botella en la gestión del -a su vez- bochornoso asunto del Madrid Arena, y, sobre todo, la irracional forma en que ella y sus asesores, lo intentan arreglar o más bien "arreglar"...

...sólo me queda pensar en que una afirmación no puede no ser cierta:

"No es buena idea dejar a una maruja al frente de un ayuntamiento importante"

Salto y razono.

No voy a entrar en la disquisición, (que daría por cierto, para un post entero), de que a Ana Botella, no la hemos elegido los ciudadanos. Es un puesto heredado, como el de Ignacio González o Mario Monti.

Pero entre ellos, hay más que matices.

Mucho más que matices, porque unos han sido elegidos por fuerza mayor, aunque ello no les legitima a nada, pero otros, simplemente, han encontrado el puesto, como Luis XV. Exactamente igual. Y eso, a los que intentamos mirar la democracia con perspectiva, nos achucha un poco.

Cuando salió esta señora como vicealcaldesa, obviamente, la caverna mediática de izquierdas, se fue a mirar su curriculum, y básicamente, encontró...poco. Muy poco. Claro que eso no es una excepción en la clase política española. Más bien una regla. Pero ello no quita, que a la vista estuviese, que no estaba, en absoluto preparada, ni por formación, ni por experiencia para llevar a cabo una labor tan importante, que otras, personas, sí habían hecho con bastante buen tino, a mi juicio, como su antecesor, sin ir más lejos.

Pero claro, son alardes pensar que esta señora no está aquí por influencias de un "arquitecto de ideas". Es tan obvio que asusta que hayan tenido la increíble imprevisión de que podría volvérseles en cara.

Y creo, sinceramente, que así ha sido. La señora de las peras y las manzanas, la de la pelu en el coche oficial, la de modelitos y modistos, la de todo va a seguir como hasta ahora, la del aborto, la de los legionarios de cristo, la de la publi en los autobuses, la que parece que cuando se acerca a un micro la lía,  la de los 600 asesores, ha tenido que ir a por un Miura. Y claro, la dejaron a puerta gayola, y ha estado un poco por debajo de lo que se esperaba.

Lo del Madrid Arena, es una maraña monumental, sin duda, pero no es menos cierto, que la gestión política que se ha hecho de ello, huele demasiado a Prestige, (i.e. esto no es nada) o a Guerra de Irak (i.e. esto es imprescindible) o a  11-M (i.e. esto han sido ellos), con lo que la ciudadanía no lo está dejando pasar.

Yo creo que hubiera sido bastante más fácil hacerse un pasar de puntillas o un dispérsense, aquí no hay nada que ver, como hacen magistralmente la mayoría de los políticos con tablas, pero es que a esta señora, ni el batallón de asesores ha terminado de rematarle una a derechas. Han terminado por hundir la operación.

En fin. Otro caso más de desastrosa gestión política, que pasará a los anales de la democracia y al bestiario de pifias éticas que deberíamos pensar en poner -algún día- en un museo, para que nuestros hijos se despeloten de risa. Si hay suerte.

Indignante.

[Edición: 9-11-2012 - 22.01]
Juro por el FSM que no quería editar esto, pero justo después de darle a publicar, me veo esto...
http://vozpopuli.com/sociedad/16944-botella-pide-a-la-virgen-que-ayude-a-los-padres-de-las-victimas-del-madrid-arena
Es que es para mear y no echar gota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario