jueves, 7 de marzo de 2013

Estudia lo que quieras, hijo...

Pero si te vienen deseos irrefrenables de estudiar Físicas...

Siéntate, y espérate a ver si se te pasan.

Podrías acabar así...o peor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario