martes, 14 de mayo de 2013

To the bread, bread, and to the blowbagpipes...

Blowbagpipes.

Sin duda que mi forma de pensar ha cambiado bastante desde la última vez que me puse a pensar en cómo había cambiado mi forma de pensar.

Pero, todo esto ¿a qué viene?

Pues un día de la semana pasada, se juntaron varias cosas.

Por un lado, alguien me dijo que me comportaba de forma desagradable con las personas que pensaban diferente. Quería decir "pensaban irracionalmente" (so pena de ser meta-desagradable autoreferenciadamente)

Y no tenía pensado escribir sobre eso, porque asumido tengo cuáles son los principios en los que baso el pensamiento sobre eso.

Pero -curiosidades- esa misma noche, se levantó el meme en Twitter sobre este vídeo algo viejuno [2010! OMG!] (por favor, ved el vídeo antes de seguir, va como anillo al dedo). El vídeo lo tenía guardado en una cajita. No me costó nada encontrarlo de nuevo.




Bien. El caso es que el comentario (aka reproche) es que, sistemáticamente, me dedico a derribar argumentos irracionales en las comidas de trabajo o cualquier otro tipo de reunión social.

Da igual que sean karmas, chackras chakras, conspiraciones para inocular insectos, el arte de los toros o superhéroes con calzoncillos hechos de sábanas que transustancian agua en vino.

A por ellos. Voy a por ellos sin piedad. Lo único que es cierto del razonamiento de mi interlocutor, es que hace 10 años, yo no lo hacía. No iba. Me callaba como un niño bueno, sonreía y lo dejaba pasar.

Supongo que era una cuestión de evitar el conflicto o una pura cuestión de supervivencia, ya que no puedo evitar un punto de enervación...que ahora...me pone.

Me pone.
Chakra06.gif
¿Por qué voy a saco? Principalmente, por tres cuestiones troncales.

1. Porque no debe salirles gratis.  Uno no puede llegar a una mesa, decir 2 tonterías irracionales, y esperar el asentimiento del dogma por parte de la concurrencia. Mire usted, no. Al menos en ese foro, le va a costar ponerse un poco colorado, y -quizá- en el siguiente foro, mire a la concurrencia por si hay alguien que le va a rebatir. Al menos se lo va a pensar. ¡O lo que es mejor! Quizá se acueste esa noche, y mirando al techo, reflexione sobre si es realmente cabal pensar que en la glándula pineal, hay un "agñá chakra" que controla la percepción espiritual, o eso, es simplemente una chorrada altomedieval. Y ya de paso, si decide pensar que en el mundo es muy probable que no haya un complot para infestarnos con las vacunas, y que el virus del sida sí existe. Y...

2. Porque, estas cosas, suelen ser un negocio. El miedo, la incomprensión siempre ha sido sinónimo de poder y riqueza por parte de quien lo imparte. Si alguien es capaz de hacer creer algo inexplicable a alguien, ya lo tiene dominado, y puede hacerle perder desde la cabeza hasta el bolsillo. Y no, no voy a poner como ejemplo a la iglesia católica en su recorrido histórico, porque soy un tío legal y he estudiado en un cole de curas. ¿vale?

3. Porque hay niños en horario infantil. Me refiero a que chamanes, charlatanes, hablabaratos y demás dogmáticos no tienen piedad en contarle a un niño que una paloma hizo nosequé para fecundar un óvulo en el útero de la mujer de un carpintero, o que unas gotitas de agua destilada pueden curar la gripe, (o incluso prevenirla...O_o). Y luego les decimos que Chewbacca no existe...usando una autoridad moral,...un poco laxa, claro. Los niños son vulnerables, no sólo en la parte física, sino en la parte intelectual, y es necesario protegerlos de cosas que a) les pueden provocar problemas en cualquier momento, b) van a coartar de algún modo su forma de pensar.

Por tanto, afirmo, seguiré siendo un borde, porque es mi forma de ser, y creo que contribuyo al avance del pensamiento humano. Quizá (y ojalá) en mi entierro alguno de los que me sucedan diga que siempre lo intenté, aun a costa de caer mal.

Y aún a costa de que los que me rodean, pongan los ojos como platos pensando en que no estoy siendo polite con Storm, nuestra invitada....

No hay comentarios:

Publicar un comentario