miércoles, 16 de octubre de 2013

Restaurantes: 80 grados

El restaurante 80 grados de Las Tablas en Madrid, (http://ochentagrados.com/), es uno de esos de "menú caro" que aparecen por las zonas de oficina de Madrid, buscando un público que escapa de los menús de 9 euros y que busca algo diferente para comer un día cualquiera.

Y este concepto, lo creamos o no, con crisis o no, está funcionando aquí, por donde yo tengo que comer habitualmente.

Obviamente, un restaurante de éstos, te cansa como cualquier otro, y no se debe venir habitualmente, porque -sobre todo- el menú no cambia con la asiduidad con lo que lo hace un restaurante más normal, pero merece la pena probarlo.

Y allí nos fuimos

Lo primero que llama la atención es lo abarrotado que están estos sitios a la hora de comer...de España. A eso de las 2.30 PM el restaurante, está literalmente saturado. Hay que reservar mesa de un día para otro.

La carta (es una especie de menú a elección) es corta, y hay que elegir un plato de entre de unos cuantos. No es tarea fácil, porque todos tienen nombres muy atractivos. Al final elegí los huevos con chorizo (que se ven en la imagen, desestructurados), y las croquetas y el salmorejo con helado. Estaba todo realmente bueno. Comida sencilla, de Thermomix...pero bien presentada, en platos minimalistas, como se espera que le guste al cliente potencial que se acerca a un restaurante como éste.

Al final la sensación (no lo puedo evitar) es que se está en un restaurante "de plástico", franquiciado (no lo es, pero lo parece), pero el gusto final, es muy bueno, porque el precio es realmente poco más que un 30% más que un restaurante de menú normal, y la sensación, es mucho mejor. Si comparamos con algunos, increíblemente mejor. El servicio es rápido y se pueden hacer cambios al menú. Merece la pena probarlo. Desde luego, no va a sorprender a nadie que esté metido en la ruleta de gastro-trastornados, pero es un restaurante curioso que puede sacar de un apuro a más de uno.

Lo que menos me gusta, sin duda, el aire que se respira de ser "un sitio de moda". Sé que los dueños estarán encantados con ello; a mi, me provoca dermatitis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario