viernes, 8 de noviembre de 2013

Si sólo vemos el coche como un activo contable

Pues ya ha llegado el día. ¡Nuestro Megane tiene 8 años!, este 8 de noviembre, cumple 8 años, que hace con 220.000 km. La media se queda en algo más de los 25.000/año esperados, pero no llegamos a los 30.000. 27.500, para ser exactos.

¿Cuál es el resultado percibido?

Extraordinario, sin dudas. ¿Tengo que glosar aquí lo que ha tenido el coche? Mmmmm...un EGR que se ha roto, a los 4 años. 400 euros.

Ya.

 La batería es original, los calentadores de gasoil también, los faros, los elevalunas, los espejos, las llantas...

¿Pero tiene que tener truco? Pues no, no lo tiene. Un motor espectacularmente fiable y unos acabados, que sin ser de primera, aguantan perfectamente, funcionando como el primer día. Los asientos y tapizados, perfectos. Los amortiguadores han sido reemplazado dos veces, un rodamiento trasero me ha dado 1 problema hace muy poco (tenía más de 200.000) y el embrague es original.

Pastillas, discos, filtros, aceites, escobillas de limpiaparabrisas y alguna bombilla despistada.

Ya está. En los últimos 365 días, el coche ha estado parado, 1:45 minutos en el taller. Literal. Cambio de aceite y filtros, pastillas delanteras y el rodamiento que estaba pendiente. A correr otro tanto.

A eso te acostumbras rápido, y luego todos los coches no te parecen tan iguales! :(

El resto de los coches se hacen malos.

Pero ¿de dónde viene el título del post? Pues que es muy fácil comprar un coche con el corazón, 50.000 euros, dos tubos de escape y 3 litros V6 para un consumo de 8.3 l /100km.

Eso es lo normal.

No es tan normal, hacer una hoja de cálculo para entender cuáles son las mejores características para el mejor precio del mercado, y obtener toda la seguridad y prestaciones por 17.800 euros (de 2005) que junto con la fiabilidad que ha salido demostrada, para un periodo estimado de 8 años.

Para 8 años estimados, y 25.000 km al año, se esperaba tener el coche a fecha de hoy, con 200.000 km, y mucha tralla. Amortizado; Listo para ir a la chatarra en cualquier momento;

Pero espero que le quede alguna cuerda para rato. Le espero dos años, 55.000 km, a este ritmo, que, contablemente, salen gratis. ¡¡Es lo bueno de considerarlo como un activo!! Son dos años, de "bola extra" que han salido por la cara, porque el activo es bueno, simplemente eso. Y da gusto ver como ronrronea a 120 por hora, casi sin consumir aceite y gastando un promedio de 4.7 litros/100 km



Sin duda, sería complicado comprar algo muy diferente para reemplazarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario