lunes, 10 de febrero de 2014

Restaurantes: "La Guiseppina"

Psss...no. Definitivamente, no llega al mínimo que se le pide a un restaurante para ser guardado en la lista de restaurantes que hay que guardar. No.

Según se entra, se ve un ambiente muy italiano, con mateles de cuadros rojos, con parte del restaurante dedicado a vender pasta y otro tipo de productos italianos. ¡Da gusto entrar ahí! Un montón de personas a las que no pueden ofrecerles una mesa, tienen todo reservado, y podrían dar otro tanto, si tuviesen espacio.

Y está bien situado.

Y todo ayuda.

Pero la comida no está a la altura. Yo me pedí una pizza napolitana, con el fin de poder comparar con lo que conozco. No puedo comparar con las de La Cúpula, pues están en otro orden de magnitud. No son comparables. Son más del estilo de las de Robertino's...es decir, algo más "precocinado". No sé si la masa lo es no, pero desde luego, eran básicamente, la misma pizza. Hasta ese extraño olor por la parte de abajo de la masa era exactamente igual.

La pasta (macarrones cuadrados) con una salsa de tomate, guindilla y gambas, estaban bien pero no eran nada espectacular. ¡Nada espectacular! No se trata de ser pretencioso, pero Pili los haría mejor en casa, del mismo modo que la pizza también la haríamos mejor en casa. Más fina, más crujiente, más amasada, menos sobrecargada de componentes, más calidad en los mismos.

Luego ¿qué?

¡¡Un restaurante excelente!! Todo se lo perdono por un ristretto que hizo historia. ¡Algo fabuloso! Sin azúcar y con tantos matices.

¿Volvería? Sí, a tomar un café.


No hay comentarios:

Publicar un comentario