jueves, 29 de mayo de 2014

Sobre la caspa en la sociedad

Dice mi amigo +Óscar Lopez que la sociedad española está narcotizada. Es indolente. Sin duda, me parece acertado, tras lo vivido en estos cinco años de despropósito social, en el que nos hemos llevado por delante lo construido en cuarenta, muchas ilusiones y algunas vidas, por suicidio o por falta de medios.

Y a nadie parece importarle.

O parecía, pero creo que nos equivocábamos (me incluyo, no es sociativo el plural). El increíble y más que loable ascenso de Podemos, nos deja un soplo de aire fresco como el 15-M, para saber que la caspa de la sociedad es posible quitarla.

Es posible.

Dice hoy el diario El Mundo, que a la compañera sentimental de Pablo Iglesias le gusta Extremoduro, grupo kalimotxero [sic]. 

Yo intento ser un poco más tibio con la sociedad. A veces puedo: A veces veo que la caspa que la recubre, se quitará sólo soplando un poco. A veces pienso que probablemente nos haga falta un poco de agua caliente para ablandar esa caspa. A veces, pienso que habrá que pasarle una lija fija con una Dremel para quitarle esa pátina casposa. A veces veo que hará falta una lijadora de banda de 2000W y una lija bien gorda, para sanear bien a fondo.

Hoy veo que probablemente, dinamitar la caspa sea la solución más razonable a corto plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario