sábado, 25 de octubre de 2014

Libros: "Los productos naturales, ¡vaya timo!"

Otro más de la colección ¡vaya timo! que cae de la biblioteca.

Un libro, en mi opinión, un poco caótico, pero no sin ello lleno de valentía y valor. Valentía porque llama idiotas a los idiotas que venden magia y chamanería para pretender curar el cáncer o el SIDA, transformando en dinero, la desesperación de los que están deshauciados. Idiotas, y cosas peores. Y valor porque podría ser un libro de texto, perfectamente.

Y por otro, me encanta, porque...no deja amigos. Quiero decir, no tiene piedad con los homeópatas, ni con los del Reiki, ni con los de las piedras, ni las flores, ni suputamadre. A todos, por igual, les llama soplagaitas.

Y mola. Es como ¡¡rock-n-roll!! Sí señor. Mola. He de reconocer que no se mete en grandes disquisiciones técnicas de porqué son una chorrada todas estas cosas, pero sí entra en detalle de las consideraciones legales que estas "medicinas" y "productos" naturales, suelen NO tener, NI necesitar.

Y es curioso, muy curioso, que es perfecto para promover su venta. La marca "natural" (es uno de mis adjetivos estupendos),  vende fenomenalmente...pero..luego aporta datos de que la medicina natural NO funciona, nunca, y los alimentos "naturales" ni son más nutritivos, ni más sanos, ni más amigables con la naturaleza (por los métodos de cultivo), ni -le pese a quien pese- saben mejor (al menos no por ser naturales). Sólo son más caros. ¡Ah!, eso sí, como se abonan con estiércol, tienen una incidencia de presencia de E.Coli y otras "amiguitas" brutal respecto a los alimentos normales.

En fin, un libro que abre muchas mentes, abre muchos ojos y uno de los que me apunto para que mis adolescentes-que-algún-día-espero-sean, se lean con detenimiento.

A mi, me ha servido de deleite, pero me ha aportado pocas cosas que no supiese ya. Con todo y con eso, un "muy recomendable" se lo lleva.

Claro es que es un libro...de mi cuerda. }:-)>

No hay comentarios:

Publicar un comentario