martes, 30 de diciembre de 2014

Nuevo propósito personal para el 2015

Bueno, pues ya está aquí el fin de año 2014, no voy a hacer balance, que eso es de llorones.

Lo que sí voy a hacer, como ya viene siendo habitual,

2014, 2013, 2012, 2011;

Bueno. Como véis, queridos, los propósitos, unas veces salen, otras veces no tanto, pero por lo menos se intenta, que es lo que se quiere o requiere, para mejorar.

Bien, quiero un poco de chimes and drums, porque llega aquí, el propósito para 2015...

Me propongo ser resilente al desánimo.

Sin ningún género de dudas, no es tan fácil como parece, ni tan sencillo como se alumbra.

Pero, en un objetivo tan difuso como éste, necesito un modo de medición. Voy a escoger tres situaciones en 2015, en las que personalmente voy a decidir cambiar el ánimo con el que afronto la misma desde el punto de vista de la plasticidad en el enfoque intelectual. No me rendiré, salvo que personalmente, así lo decida.

Eso.

Sencillo, ¿eh?

No hay comentarios:

Publicar un comentario