lunes, 26 de enero de 2015

Restaurante Harry Sasson - Bogotá

Fuimos a comer al Harry Sasson. Este es uno de los clásicos más clásicos de BOgotá. Uno de los mejores, y estaba casi al lado de mi hotel, con lo que llegamos en un momento, simplemente. Es un restaurante clásico donde los haya, claro. Con camareros de reverencia y con vinos hiper-caros.

Yo pedí una copa de Melbec que estaba bueno, pero sabía a Melbec. No estaba yo mucho por la labor de comer mucho, así que me salté toda la parte de primeros y entrantes. Me fui al lomo de res, que es lo que hay que pedir aquí en Bogotá. Costó un  dineral, yo lo vi, pero es para los precios que se estilan en Bogotá.

El lomo de res, estaba bueno. No execelente, pero bueno. Me lo acompañaron con un poco de arroz con coco, sugerencia del camarero, incluso después de insistir que no me gustaba el coco. Y con todo y con eso, fue. Y se quedó en la mesa, claro. También unas patatas fritas, que estaban bastante mejor.

Sin postre y con un expresso que estaba más que bien. NO me quejo. Pagó el proveedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario