miércoles, 11 de febrero de 2015

3, 2, 1... OPO

Y pasó. Tenía que pasar. Siempre revoloteando la duda de un phablet, algo que realmente pudiese tener una batería que me durase una jornada, un telefono fluido para los que sabemos dónde están los menús y que nos incremente la sensación de hacer las cosas rápido.

Y llegó la oportunidad en forma de oferta a precio muy tentador.

No voy a hacer una review, obviamente. Para eso, las hay laaargas, tendidas, y...-reconozco- algo aburridas.

Una, dos, y tres. Y ya no pongo más, porque se que son tediosas. De hecho, casi casi infumables.

¿Pero luego qué? ¿Por qué pongo el post? Pues para contar que es más grande y pesado. Grande y pesado más que cualquier otro que haya tenido. Pero es muy fluido en el funcionamiento, funciona el LTE, como cabe esperar, y en 2 días, ya estamos casi casi acostumbrados al new normal que supone un incremento tan brutal en pulgadas.

¿Lo malo? El tamaño, que es, a su vez, lo bueno a la hora de navegar.
¿Lo bueno? La batería, sin duda. 3,080Ah. Yo no estoy acostumbrado a terminar una jornada de trabajo con un 50% de batería. Todavía me supone algo a lo que me tengo que acostumbrar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario