sábado, 9 de mayo de 2015

Libros, "Miles de millones", de Carl Sagan

Que noooooo, que no. Que él no dijo miles de millones. Es que hubo una bonita controversia sobre si él llegó o no a decir o no la frase, que -por cierto- en mi opinión, no es nada descabellada a nivel astronómico, máxime dado 10⁹ es la centésima parte de las estrellas que hay en una galaxia promedio.

Pero bueno. Es lo de menos.

Como en los libros de la última época de Sagan, habla ya de todo un poco, de lo que le apetece; De ésto y de aquéllo. Da un poco igual. En este libro está el alucinante alegato del aborto, que se ha convertido en el texto de referencia que se tendría que leer cualquier indocumentado antes de ser provida o proderechos. Un auténtico manifiesto a la razón y al sentido común.

Y luego, de repente habla de que le ha sobrevenido la enfermedad. Y la muerte. Y se despide en el propio libro. Y el libro, lo termina su mujer. Se te cae de las manos la pena de cómo se nos fue el gran divulgador. Cómo luchó y cuando parecía que vencía, una vulgar neumonía se lo llevó. Un auténtico desastre para todos. Para algunos, al menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario