lunes, 20 de julio de 2015

Los pasivo-agresivos, que nunca faltan.

En el principio, fue el humor. Luego vinieron los pasivo-agresivos. Y claro...


Visto en un bar del Lago di Garda (IT).

No hay comentarios:

Publicar un comentario