lunes, 14 de mayo de 2018

Caravaning a Barcelona - Fin de semana

Parecía un poco locura irnos un fin de semana a Barcelona a un concierto ¡en caravana! La verdad es que es una buena tirada, y nuestros cuadrados culos lo iban a notar. Aun así, no tenemos mucha opción. Somos caravaneros y tenemos que seguir cuadrando el culo para hacer el viaje de verano. Decidimos salir.

Y salimos. El viernes, después del cole, parar en casa, enganchar caravana, pensar en que no se nos olvida nada...salir...y a 10 km, descubrir que nos olvidamos el móvil de Ángel en casa. Desenganchar, dar la vuelta, y a las ¡¡19.10!! continuar camino.

Este día íbamos a llegar sólo a Medinacelli, que son aproximadamente 200 km, a hacer por primera vez "wild camping" u "off grid" u "boondocking". Bueno

Pues a las 21.00 estábamos arriba en Medinacelli. En un lugar perfecto. Habría como 10 autocaravanas y furgos...y para dormir seríamos unas 20, pues llegó mucha más gente. Los chavales se echaron a correr. Hubo parque, hubo campo de fútbol...y hubo restaurante, El Aljibe, que está allí mismo, y no nos pudimos resistir. Dormimos como príncipes. Literalmente lo mejor de lo mejor. Hizo un poco de fresco, pero no encendimos la Truma. No quiero ver lo que puede ser enero ahí arriba. Está expuesto a toda la "brisa" que sube de la montaña. El arco romano, allí mismo.

SÁBADO
No hay forma de hacer madrugar a la gente. Cuando nos vamos de camping, los chiquis se relajan y no tienen prisa para madrugar. Algo hay en el ambiente. Son las 8, y sigo tirando de la gente para que se levante. Y no. Al fin desayunos, y salimos, a las 09.00. Camino de Barcelona. Muchísimo viento en contra. Pfff...en contra. Un horror. Consumos desmesurados, mucho cuidado en las bajadas con curva, conducción tensa. Prefiero mucho que llueva que que haga viento.

Los km van pasando, AP2, y llegamos al camping. Sin novedad en el frente. Sin reserva, y entramos. 20€ con tarifa ACSI. Maravilloso. Nos dan una plaza especialmente grande. Caminos estrechos por el camping, pero acampamos bien. Nos ponemos a hacer de comer. Ensaladilla rusa casera, que se prepara en cada, porque venía todo de casa cocido. Nos sabe a gloria bendita. Ángel se echa una siesta de capitán general y Carlos se toma un helado de sandía con nosotros en la cafetería del camping que nos prepara unos cortados estupendos.

Luego nos vamos a Barcelona. Llegamos con mucho tiempo de antelación. Se pone a llover. Damos un paseo por la Diagonal, para hacer tiempo, un parque para dar unos chimpos y nos comemos unas croquetas para apaciguar el hambre en un bar de por allí. Bien. Muy tranquilo todo.

El concierto, estupendo. Tocaron lo mejor de lo mejor, fue de menos a más, y lo pasamos muy bien. Todos.

Al salir llovía mucho, muchísimo. Carrerita hasta el coche, y al camping. Llegamos a las 23.20 allí, y entramos sin problemas. A la caravana y a dormir. Bueno, un yogur con frutas para cada uno, y lavar los dientes. ¡Esto es disfrutar!

DOMINGO.
Madre mía, otro día que nadie se levanta. Llovió toda la noche (mucho, hasta el punto de despertarnos, lo cual no es indicador de nada) y ahora luce el sol, y hasta hace un poco de calor. Desayuno y tareas. Duchas a todos, y día de maravilla. Los chiquis se van a la playa a disfrutar un poco (no hay oportunidad de bañarse) y nosotros a tomar un café. Bien todo. Volvemos, lavamos pies de arena, y nos vamos. Aparece un suizo con una sonrisa, diciendo que le han asignado la F5. ¡Dios santo! Es la nuestra son las 11.59 y -casualmente- estamos enganchados y motor encendido. No hay ningún problema. Pero vamos...¡que tienen decenas de plazas libres! pero bueno. Nos vamos. Decidimos ir sin peaje. Vamos avanzando bien por la A2, con un viento en contra (¡¡¡otra vez en contra!!! ha rolado) salvaje. Dicen que 50Km/h las prediciones. Un horror. Avanzamos penosamente, por la autovía. Al final un poco después de Fraga, nos metemos por la AP-2, porque no vamos a llegar, a este paso. Encontramos un área de descanso maravillosa para apretarnos una pasta fresca con pesto que nos supo maravillosamente. Café expresso y continuar ruta.

Camino, camino. Muchos kilómetros para un fin de semana. Paramos a un café. Paramos a un bocadillo ¡de ensaladilla rusa! todo delicioso. Conducir con viento en contra da mucha hambre. Llegamos a casa a las 21.00, cansados. Por suerte, no hizo calor que me suele aplatanar especialmente.

1390Km, 11.9 l/100Km de media, incluso haciendo ruta de coche sin caravana (máximo histórico). Luego, que si coches de gasolina y eso. El Scénic no ha cumplido dos años y ya tiene 93.000...



No hay comentarios:

Publicar un comentario