jueves, 16 de agosto de 2018

Viaje a Escocia - Parte 3


Día 17. 05-ago-2018.
Ver Skye.

Desayunos ciertamente relajados, y nos vamos despacio a conocer el resto de la isla. Volvemos a pasar el precioso puente que separa la isla de…la otra isla, esto es de Gran Bretaña, y tiramos esta vez para el norte.

Pasamos por paisajes realmente fantásticos, por zonas asombrosas, y por un montón de campings, que alguna vez, deberíamos visitar. Llegamos a Portree, en donde compramos una serie de souvenirs, y hacemos un pis. Seguimos el camino.

 Llegamos a Dunvegan a eso de las 13.15, y es ya la hora de comer. Pero no nos respeta mucho el tiempo. En el parking del castillo, no podemos comer. Está casi a tope, no se puede casi aparcar, y es un poco barrizal. Nos vamos al pueblo. Mejor. Hacemos bocatas de salmón con salsa césar, tomate casero y lechuga. ¡Deliciosos! Nos vamos a la pastelería que está allí cerca, (desesperantemente lentos), y podemos comprar unas galletas de chocolate para los chiquis. Nuestro café tendrá que esperar.


Seguimos la carretera, entre paisajes asombrosos. Llueve a veces, y otras veces, sin mostrarse el sol, podemos ver un poco el paisaje.


Hasta que de viaje, encontramos el bog myrtle skye, que es un bar indie, que no sabría catalogar correctamtente. Parecía un centro comunitario en una zona muy aislada de una isla de una isla. Pero también era un bar en el que había libros para leer, gente leyendo, cosas para prestar, café para tomar…todo muy raro. Y camareros muy ineficientes, por supuesto. Gente comiendo o cenando a las 15.15h. Todo muy raro. Pero el café estaba razonablemente bueno. Y el muffin para 6. Los chicos se portaron muy bien y se quedaron en el coche.

Seguimos viaje, con el café en el cuerpo, después de dejarle 17 libras por todo, y nos fuimos por nuestro camino hacia el camping, cerrando el círculo de lo que queremos hacer en la ruta.

Poco a poco volvemos al camping. Hacemos gasoil, porque mañana empezamos bajada, y paramos en el CoOp, a hacer una pequeña compra. Vuelven los mosquitos salvajes, pero nos hemos echado un poco de repelente. Mejor hoy. Hasta sacamos el toldo un poco. Cocinamos filete de carne vieja de buey para los chicos, y guisantes con un poco de jamón de pavo para todos. Muy rico todo.

Disfrutamos de la comida, y de un poco de conversación después. No para de llover. Mañana será otro día.

Km 5150

Día 18. 06-08-2018
Hoy es un festivo nacional en Escocia, por eso ayer hicimos una compra un poco especial, para que no nos falten cosas. Hoy tenemos un viaje mínimamente largo para empezar la bajada. Vamos a la zona de Glasgow ya.

Amaneció lloviendo. Llovió toda la noche. Todísima la noche. Un poco, un mucho, muchísimo y más. Toda la noche. Incluso a las 4 am, salí a recoger el toldo, por si acaso. Movido todo.

Al final, con cierta penosidad, pudimos salir en hora. Sobre las 10.30 estábamos en marcha. Salimos del camping Reraig. Intentamos comprar huevos en la granja de dejar el dinero, pero no había huevos, quiero decir, que no los había. Hoy es festivo, digo. Pasamos por el castillo que vimos anteayer (Eilean Donan), y había un fantástico paisaje. La lluvia cayendo en el lago, y el sol saliendo tímidamente por las montañas. Se montó un arcoíris precioso. Un espectáculo muy bonito.

Poco a poco, la carretera se fue poniendo más y más bonita. La A87, es un espectáculo de montañas y verde que representa a Escocia en la mejor esencia. Luego giramos hacia la A82, con la suerte de tener que ascender incluso un puerto de montaña, a eso de la friolera de 300 msnm.

Llegamos a Caol, al lado de Fort William, y llegamos al FurgoPerfecto que habíamos encontrado para soltar las caravanas y ver los alrededores. Con algo de esfuerzo, conseguimos dejar las caravanas, y decidimos comer allí mismo. Un viento importante, un frío considerable, pero pudimos comer los bocatas. Bien. Con todo listo, fuimos a ver las escaleras de Neptuno, con la buena suerte de que iban pasando unos barcos hacia abajo. ¡Qué bonito!

Seguimos camino, con el firme propósito de ver el puente de Harry Potter. Media hora de camino, para llegar a un ferial con coches aparcados en las cunetas, ni un sitio para poner un coche y, nada o casi nada que ver. Demasiada presión turística, sin duda. Nos vamos a ver Fort William. Hemos llamado al camping a donde vamos a ir, y no tenemos suerte. No tienen sitio para nosotros. Nos buscamos uno que sí. Fort William, quedará para otro día porque hay un tráfico de entrada insufrible.

Enganchamos y salimos con las caravanas de camino a Glasgow, a ver el Loch Lommond, y el parque Nacional de las Trossachs. Dos horas de carretera alucinante, con todo tipo de cascadas de agua, paisajes y balcones alucinantes, y un paisaje de película en cada esquina, nos llevan al nuevo camping. Se llama ImmervoulinCaravan Park, y no está nada mal, salvo que las duchas están un bastante sucias. Las duchas son de 20p, los baños no están muy allá, pero sobreviviremos aquí. Estamos al lado de un río muy bonito, y sabremos sacarle partido a todo este verde. Una cerveza al llegar y hacemos una cena. Los niños se ven una peli. Creo –incluso- que podremos ver estrellas. Lo malo de eso…es que hay que aguantar despierto y me temo que no será posible…
Km 5520

Día 19. 07-ago-2018
Día de ver Glasgow. Tuvimos dudas si ir hoy a Glasgow o ir al campo a dar una vuelta, pero finalmente, los pronósticos del tiempo eran más o menos iguales, así que hoy a Glasgow.

Arrancamos a eso de las 10 am como siempre. Bien. Salimos en dirección a Stirling, en donde vimos el castillo (por fuera, porque nos pedían 60 libras por verlo) y alguna de las estatuas que lo rodean, incluido el monumento a William Wallace. Muy bonito todo. Hacemos fotos, pis y vemos un McLaren P1 naranja que nos parece algo maravilloso.

Tenemos dudas de si comer en Stirling o seguir camino a Glasgow. Finalmente, opción b. Bien.

Encontramos un sitio para comer (Bar el 91) que resulta ser perfecto. Algunos platos del día (specials) que estaban realmente bien. Vemos la catedral de Glasgow (gratis) con una expo de Lego un poco rara, pero muy bonita, y el cementerio antiguo que está al lado. Encontramos la Patisserie de Valerie de West Nile St, que nos dio unas cuantas tartas, que nos supieron a gloria bendita. Todo muy muy  muy rico.
Precioso escaparate con máquinas de coser
Después de eso, decidimos poco a poco, ir volviendo al camping. Fuimos por el camino largo, por el camino del Loch Lommond, viendo el otro lado del parque. Algo muy bonito. Con cientos de rincones de parar a dormir ahí mismo, con el lago a la vista. ¡Maravilloso!

Mañana será el último día en Escocia antes del viaje.

Día 20. 08-ago-2018
Día de dar un paseo. Finalmente hacemos la ruta de PrimRose Hill en el lago Katrina, así que salimos 30 minutos de paseo con los coches. Paramos en el Tesco Express del pueblo a comprar pan y unas cosillas (5 min) y seguimos hasta el parking. Es un pay and display (paguetas) de 5 libras, que no tiene más remedio que pagarse. El resto de la ruta, es sencilla y sin complicaciones. Una pequeña subida y luego un falso llano. Fácil. Bajada a la carretera. Nos respeta el tiempo, con excepción de algún chubasco, al que le hacemos poco caso.

Comemos al borde del lago, unos bocadillos de salchicha que habíamos hecho el día anterior. Los mayores, un poco de caballa y unas sardinas en tomate. Muy rico todo. Muy rico realmente. En el bar del parking nos dieron un café. No estaba muy allá, pero bastante bien. Luego fuimos al castillo de Doune, que psá, y luego al camping. Por primera vez salió el sol. Sacamos toldos. Una cerveza y conversación. Pero el frio luego hizo presa en nosotros. ¡madre mía qué frío!

A cenar, una peli y a dormir. Los niños se bañaron en el río. Madre mía, ¡qué frío!

Mañana cruzamos la frontera.
Km 5700.

Día 21. 09-ago-2018
Día de empezar la bajada a Dover. Bueno. Tampoco hacía mucha falta pero intentaríamos. Según salimos de ese pozo de sin cobertura, paramos en el Scotland Wooden Mills del pueblo de al lado. Son tiendas de souvenirs de un poco de nivel a precio muy conveniente. Compramos unas galletas y unos imanes de nevera. Bien comprado. Bien.
 
Seguimos. Carretera medio buena, pero sin autovía. A veces hay autovía pero poco. Queremos llegar al camping para comer, así que estiramos lo que podemos el viaje. Llegamos al camping…y no hay sitio para todos. Mala suerte. Nos facilitan la salida, pero no sabemos lo que hacer. Por suerte, hay un parking de un castillo al lado, y podemos parar a pensar. Casi no hay cobertura (menudo infierno el countryside), pero mientras unos hacen bocadillos, otros intentamos hacer unas llamadas. Después de unos 10 “we’re fully booked”, encontramos uno en Windermere (C&CC). El camping está como a una hora, y nos dicen que están hasta las 5pm, cosa que finalmente es mentira, como todos sabemos.


Ponemos camino ahí, como la carretera se va liando (por momentos mucho, tanto que tenemos que maniobrar para salir de algún atolladero), el tiempo se nos echa encima, y llamamos, a lo que nos contestan que no hay problema, que están en recepción esperando por nosotros. Pues nada. Nos lo tomamos con más calma.

Check-in rápido, carísimo (57 libras), pero buenos servicios. Perfectamente organizado. Cenamos tranquilamente. Tiene un pub interior, en el que tomamos dos pintas. Buen ambiente.
Ahora a dormir. Mañana día largo de barco y offgridding.
Km 6200

Día 22. 10-ago-2018
Día de cruzar. A priori, no tenemos una gran etapa. Algo más de 550 km, que tenemos todo el día para recorrer, porque el yate lo tenemos preparado para las 22.05. Salimos sin mucha prisa a eso de las 10.05, del Windermere. Un camping que nos deja un poco decepcionados, por lo caro que es, pero por lo demás, es perfecto. Salimos sin problemas, pero las noticias del Google Maps son pésimas. El tráfico está aumentando más adelante, y nos cuesta mucho avanzar.- Comienza a llover, y la hora estimada de llegada, pasa de las 14 a las 15, luego a las 16, 17…y llega la hora de comer. Nos paramos en un área de servicio no muy buena, al lado de unos camiones. En UK hay muy pocas áreas de descanso y muy pocas gasolineras. Así que como los camiones tienen que cumplir sus horas de descanso, están bastante llenas. Encontramos un hueco.

Seguimos avanzando. Se pone a llover mucho muchísimo, y pasamos Londres, en 2 horas y media. Básicamente, un atasco perpetuo. Finalmente llegamos a Dover a las 21.30 horas. Un poco antes de la hora límite de embarque. Tardísimo. Muy agobiados por si no llegábamos. Tuvimos que esperar un poco para embarcar, pero no demasiado. Pudimos hacer algo de cena mientras esperábamos.
En el barco bien. Se movía muchísimo más que el otro y algunos integrantes del equipo se marearon. Por lo demás todo bien. Salimos sin problemas, y fuimos al FurgoPerfecto que habíamos designado. Casi no había sitio, pero bien. Con el cambio de hora, se nos ha hecho tardísimo, son casi las 02.00am. Aparcamos sin mayores problemas y a dormir. Zzzzz. Dormimos fenomenal. Hoy hemos hecho 591km, pero nos duelen como si hubiésemos hecho el doble.

El FP es este.

Km 6780.

Día 23. 11-ago-2018
Amanece un día radiante de sol y calor en Calais. Estamos en un sitio perfecto, con un día perfecto, y se escucha el embravecido mar del Canal de la Mancha.

Día de Cabalgar en Francia. Sabemos que tenemos pasar Francia lo más rápido posible, si queremos tener algún día para disfrutar de Euskadi.

Despedidas varias en el equipo y arrancamos por la A28 para el sur. Tenemos mucho que cabalgar. Primero miramos un camping con toboganes, pero finalmente vemos que no podremos llegar a tiempo. No está cundiendo lo que queremos. Buscamos un municipal un poco más lejos para que nos aproveche el día, pero finalmente no llegamos con él abierto. Buscamos rápidamente y encontramos el Camping Municipal du Champion, que es simplemente perfecto. Abierto hasta tarde (recepción en el bar), con todo y con nada. 20 euros por familia y mucho para disfrutar, incluyendo una noche de estrellas.
736km hoy. 9h 10min de coche.

7450km.

Día 24. 12-ago-18
Último sprint para llegar a España. Allá vamos. Tenemos poco más de 4 horas, pero otra vez Google Maps nos da malas noticias. La travesía de Burdeos empeora.
Finalmente, llegamos al camping deZumaia a eso de las 16. Un poco tarde, pero cansados razonablemente.
408km. 3h 25min de coche.
Km 7890.

Hoy tomaremos una txuleta en la sidrería de Urberu. Que ya toca. Después de unos cuantos km y muchas vivencias.



Día 25. 13-ago-18.
Día de estar en el camping de Zumaia. Fuimos a ver el Flynnsch y a comer en el puerto de Zumaia, aquí, con menú de 20 euros muy abundante y bueno.

Día 26. 14-ago-18
Día de volver a casa. Cumple de Pili. 400 km y en casa.

Km 8199

Consumo 10,7. Conclusiones en otro post

No hay comentarios:

Publicar un comentario