domingo, 2 de junio de 2019

Caravaning en Hayedo de la Tejera Negra

Huy madre, ¡qué oportunidad de viajar! No nos lo podemos perder bajo ningún concepto. Los niños fuera (colocaos) y buen tiempo a la vista, y capacidad de viajar.

Nos vamos al Hayedo de la Tejera Negra, en el corazón del Parque Natural del mismo nombre. Cerca del pueblo de Cantalojas. Allá que nos vamos. Nos dice la señora del camping, que bajo ningún concepto, vengamos por la subida del puerto del Pico de Grado, que la carretera está fatal. Lo intentaremos.


24-mayo
Dos horas después ya estábamos subiendo la carretera del Pico del Grado 😌 con 20 km de puerto de asfalto infernal, a 30 km por hora.

Reventados llegamos arriba. Casi de noche. Un horror. Casi 5 horas, en llegar a un sitio que en línea recta debe estar a 80 km de nuestra casa. A la vuelta lo intentamos por el otro lado (A2).

El camping...es básico...basiquísimo. Jejeje. Un bar, un restaurante llevado con mucho amor, y una campa con duchas. Nos recibieron con mucha amabilidad, hicimos un fast checkin, y en nada, estábamos disfrutando de una cervecita en el bar, lleno de lugareños, mientras nos hacían una cena. Realmente, momentos que molan mucho. La mascota del camping, una perra muy joven y muy loca, no dejó de mordernos los tobillos (estaba un poco loca) pero mola mucho.

Cenamos un poco de todo. Muy de batalla, pero muy casero, muy bueno. Pagamos 80 euros,...incluyendo las dos noches de camping y las cervezas.




Estupendo todo. A dormir, con el calefactor. No tenemos vecinos. Estamos solos.

25-mayo.
Ruta. Nos vamos. Hicimos esta ruta, que aunque era de bici, tenía una pinta excelente. 25 km de pateo del bueno. Llevamos agua y comida. La mochila nueva, una Ortovox, está estupenda. Cabe mucho y es muy muy cómoda. Comenzamos por pista, luego un poco de campo a través, ascensos y descensos entre todo tipo de árboles. Vimos el roble centenario, el tejo milenario y muchas otras especies que están debidamente señalizadas. Comimos el último bocadillo de caballa francesa, y alguna otra vianda que trajimos para el camino. Día excelente, ni frío ni calor. Casi nadie por la ruta (en la zona final, donde el parking de los coches, ya sí), pero vamos...casi casi...hicimos las 6.5 horas de pateo en solitario. Una ruta ex-ce-len-te.

A la vuelta, una ducha y nos vamos a dar el garbeo en coche. Nos hacemos unos 80km por todos los pueblos negros, incluyendo Majaelrayo, y volvemos a Cantalojas por una pista de tierra, de unos 20 km, que nos deja un poco más reventados de lo que ya estábamos. Todo bien, todo muy bien. Hicimos cena en la caravana. Hacía un poco de fresco fuera, así que cenamos dentro. Aparecieron unos vecinos que estrenaban autocaravana.

A dormir como angelitos.

26-mayo.
Día de salir pronto, porque tenemos que recoger el peque a una hora. Salimos camino de la A2, y la carretera está mucho mejor. Al menos no tiene baches. Hacemos varias paradas, incluyendo alguna para tomar un café con maniobra marcha atrás espectacular para salir...y es que ya vamos pillando algo de flow...incluso marcha atrás.

En nada nos pusimos en Patones de Abajo, y allí, aparcamos en su FurgoPerfecto. Comimos unas raciones en el bar y seguimos camino. A eso de las 16, estábamos en casa. Un fin de semana estupendo de pateo y naturleza.


El Hayedo, merece otra visita con más detenimiento, seguro. Volveremos con más calma

No hay comentarios:

Publicar un comentario