viernes, 19 de abril de 2019

Caravaning en Oliva. ¿En Oliva? ¿Tas loco?

Venga, que nos vamos. Teníamos ya un poco de hambre de sol y playa, y aunque no pudimos juntar a TODA la tropa, sí pudimos ir haciendo un poco de ejército.

Salimos al día siguiente al que deberíamos haber salido, porque teníamos un cumpleaños pendiente que no podíamos dejar pasar.

Y no la dejamos pasar, ¡voto a bríos!





14-abr
Día de la república. Salimos tempranito, como nos gusta. A3 sin problemas y paramos a comer un poco (no había mucha hambre) en no_me_acuerdo_dónde. Llegamos a eso de las 16 al camping.

Un sitio muy especial. Muy especial. Oliva representa la mayor presión turísitica que sufre la costa valenciana en particular, pero sin embargo, todavía quedan sitios. Sitios como este, que misteriosamente, han quedado sin colonizar. El camping AZUL, es un sitio jipi, muy jipi, que no hacen reservas, que tiene la playa dentro, en el que todo el mundo es amigo y va descalzo. Es un sitio que mola mucho, si te molan las cosas de jipis.

Cuando llegamos había música en directo (muy potable) y gente muy mayor bailando por ahí. Fue un poco shock, pero realmente, no hay mejor llegada.

Tienen Campingaz muy barato.

Playa. No hubo más. Cremas de sol y a la playa.

Cenamos estupendamente en la caravana.

15-abr
Día siguiente al día de la República. Lunes. Desayunamos estupendamente, y nos vamos a Casa Salvador. Otra vez. Mil veces más iría. Como siempre, sin defraudar. Hacía un poco de fresquete para estar fuera, pero no lo pensamos. Bien abrigados, y fuera. Fideuá. Sin duda, siempre lo mejor.

Por la tarde un poco de playa, que ya tocaba. Los chiquis, tienen mucha hambre de playa, mucha. Y yo también. Paseos por la arena. y mojar las canillas, que está uno viejo ya. Bueno, al final sí me metí, pero poco. Mucho, pero poco tiempo. Los chiquis se bañaron como leones. Vinieron un poco cianóticos, pero una ducha de agua caliente sin jabón, me los dejó estupendos para merencenar.

Departimiento, expansión, ocio y a dormir. NO hay mosquitos. No se puede pedir más.

16-abr
Día siguiente al día de la república. Pues también un poco de playa. Se levantó el día con un poco menos de sol y más viento. Sabemos que el pronóstico empeora, pero por el momento, vamos a poder ir después de desayunar a darnos un chapuzón rápido. Y luego duchas, y luego sacar la caravana y enganchar, y nos vamos.

El camping, un 10. No tiene nada. Tiene un bar, tiene un pequeño supermercado con casi nada a precios astronómicos, tiene el resto de servicios a un montón de distancia (hace falta una bici), y casi todo el mundo es del norte de Europa, y casi nadie es Español. Un diez.

El viaje de vuelta, muy muy tranquilo. Sé que paramos en un furgoperfecto a comer, pero no me acuerdo en cuál. Seguro que fue bueno.

Llegamos a casa, y con nosotros la lluvia y el mal tiempo. Sólo nos quedó el buen sabor de boca de haber aprovechado bien el tiempo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario