domingo, 18 de agosto de 2019

Viaje a Suiza - Parte 4

Sábado, 10 de agosto
Día de movernos; Salimos, no sin dificultad del camping, hacia el lado que no es, pero pudimos dar la vuelta con relativa facilidad. Uf...¡qué complicación!

Bueno, ya estamos en marcha. Nos vamos. La idea es llegar a la zona de Gavarnie. Al final nos vamos a echarle un ojo a la zona.

Ya hay mucha más autopista y la cosa se pone mucho más sencilla y fácil. La autopista francesa es sólo pagar, pero para las caravanas es perfecto, porque permite avanzar muy rápido y bien.

Vamos a un camping que nos recomiendan los Cano porque ellos estuvieron en otra ocasión. Ponemos el morro ahí.



Se trata del camping Domaine du Viscos, en el que llegamos, y, como cualquier camping de montaña, tiene la recepción cerrada porque están a lo suyo. Como ya nos lo sabemos, avanzamos y nos ponemos a hacer la comida. Comemos, y hasta fregamos, a las 15, abren la recepción y todo muy fácil. En perfecto francés, nos dicen que la 14 y nos ponemos en ella. Lo intentamos con el coche (parecía fácil) pero nos dejamos medio embrague. Esas cosas no tienen sentido habiendo mover. Bueno, aprendemos para la siguente.

Todo en orden, deja de llover, los chavales a la pisci y nosotros a dar un paseo por el pueblo; Está bien pero no es nada. No tiene ni supermercado.

Cogemos el coche, y nos vamos a Luz St. Sauveur, que está cerca, y tiene de todo. Vamos al Carrefour y le damos un paseo. Mañana pasaremos por aquí de camino a Gavarnie.

Volvemos y hacemos una cena en la caravana.

Dan agua.

Llueve antes de dormirnos. Todo bien.

Domingo, 11 de agosto
Amanece lloviendo. Me voy a recepción a buscar el pan y desayunamos. No vamos a dejar de hacer cosas porque llueva. Dan una tregua y luego agua de nuevo. Nos vamos a Gavarnie.

Luz St. Saveur

No llueve cuando llegamos. 5€ tarifa plana por aparcar (es lo que hay) y avanzamos hacia el circo que debe ser impresionante, puesto que ya lo es desde el pueblo. Parece que se cierra de niebla  y vienen las nubes. Damos la vuelta y nos vamos al coche. No hay ganas de mojarse.

Tomamos un cafelito mientras esperamos la lluvia y nos vamos al Tourmalet, intentamos que la subida pase el manto de niebla, pero no hay suerte. Nos quedamos dentro de la nube. No se puede ver nada. Decenas de ciclistas intentando subir. Muy épico todo. Comemos en el Tourmalet.

Aún después de no ver nada en el Tourmalet, lo intentamos en Hautacan, que es otro de los puertos míticos del Tour de Francia, pero nada. Nada de nada. Completamente lleno de niebla. Y pintaba que tendría unas vistas fascinantes, pero no ha podido ser. No ha podido ser.

Queda en tareas pendientes para la próxima vez.

Lunes, 12 de agosto
Día de irnos. Llevamos más de 36 horas en el mismo camping y esto no puede ser. Jejejeje. Nos vamos.

Estuvimos barajando varias oportunidades para ir...y finalmente decidimos irnos a Zumaia, ya que no había buen pronóstico meteorológico para las próximas horas.

Y damos fe de que no lo hubo. Todo el camino por la A64 lloviendo sin parar. A veces muchísimo, como para que los coches se parasen en el arcén.

Llegamos a San Sebastián a eso de la hora de comer, y después de llamar al camping de Orio y que nos dijesen por enésima vez que no tenían ni un sitio...buscamos otro camping.

Y apareció el Camping Igara, que tras un camino de entrada algo penoso...pudimos llegar. Llovía sin parar y tuvimos algún lío para arrancar en cuesta arriba.

Después de pasar por recepción nos dicen que bien, que tienen plazas, y que las vayamos a ver. Después de observar que ninguna de ellas valía mucho, intentamos en la que mejor nos pareció y vimos como la caravana empezaba a hundir muy preocupantemente las ruedas en la tierra. Y es que había llovido muchísimo, según nos comentaron en la semana anterior. De hecho, estaba lloviendo bastante, cuando intentamos la maniobra.

Decidimos irnos del camping al FurgoPerfecto de Zumaia, ya que para ir a la sidrería, no necesitamos más. Y así fue. Nos fuimos allí, y dejamos la caravana. Luego al centro a comer, sin ningún problema, pese a ser un poco tarde.

Por la tarde, fuimos hasta Zarautz a dar un paseo por la playa. Nos respetó algo el tiempo.

Al caer la noche, fuimos a la caravana a cambiarnos de ropa y a prepararnos para ir a la sidrería. Habíamos reservado en la otra. En Urberu, que suele ser la habitual no. En la otra. Y bastante bien, oye. Se llama Txindurri Iturri, y es mucho más pequeña que las que hemos visitado hasta ahora.

El txuletón muy bien.

Martes, 13 de agosto
Camino a casa. Llegamos pronto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario