martes, 14 de abril de 2020

Reset a la CMOS (y hoy es 14 de abril, pero no es eso)

Dada mi fiebre de acopio de silicio de mediados de la década pasada, ahora, mi parque de 'maquinillos' en casa, es más bien...un poco obsoleto. Anticuado, pero mientras tire, tira.

Y estos días de confinamiento, -en los que he vuelto a la simulación, como era de esperar-, a BART (el más potente), le toca jugar. Está bastante fresco, porque no es verano y no le estoy estresando...bueno sí.

El caso es que en el medio de una buena lid, el bicho va y se apaga.

P-L-O-F.



Pfiiuuuu (ventiladores, 10, que tiene), se apagan.

Oh. Mierder.

El botón nada de nada. Quito el enchufe de la fuente...a veces funciona. Nada. Nada.

Lo primero que pienso es en la fuente de alimentación. Es una 1250W modular, bastante buenecilla, así que me sonaba raro, porque no estaba ni templada.

Mmmm...

Muy raro. La verdad es que olía un poco a quemado. A chamuscadillo. Pruebo a quitar la memoria (en el server se me tostaron dos bancos, que no dos pastillas...). Pero no arranca. Nada. No responde al botón. Parece no haber corriente...

Voy a por el polímetro. Ajááááá. Hay tensión en los USB. También podría ser algún bus de corriente que va a la placa. Mierder.

Qué lío.

Desmonto la fuente del server. No arranca.

Monto la fuente del gamer en el server, arranca. La fuente está bien.

Remonto las fuentes. Podría ser algún disco duro. Los quito todos. Si decide arrancar, pitará, pero arrancará.

Nada. Ni mu. Esto pinta a placa o micro chamuscados.

Pccomponentes, y elijo un equipillo majete, con Ryzen, una placa mediana y una memoria genérica pero abundante. Total unos 400€.

Pagado, y probablemente, venga de camino pronto.

-- ¿Y si le hago un reset a la CMOS? --pienso mientras voy a por las gafas de mucho aumento.

La CMOS, niños, es una cosa que llevaban los ordenadores del Apolo, y los nuestros también, que tiene todas las cositas que necesita el ordenador para sacar las piernas de la cama cuando suena el despertador (el botón de ON).

Puenteo los pines...y ...FLUP!

Arriba, mil pitidos, pero lucecitas por todas partes.

Mierder, al cuadrado.

Cancelo el pedido.

Voy probando (a estas alturas, tenía hasta la refrigeración líquida desmontada), y descubro con horror que el que me la lió parda es un disco de 2 Teras de fecha de fabricación 2010, que ya descarté y sustituí del server, por sectores defectuosos en su día. Pero me dió pena tirar.

Epílogo. Luego compré otro disco de 2 Teras, pero no funcionó en el gamer (no importa, porque tengo 3 más). El conector SATA de la placa se debe haber quemado. Instalé ese disco en el server.

DIgamos que el gamer, ha tenido un ictus, y una parte de la placa se le ha quedado inservible, pero sigue dando guerra, y mientras la GTX 1060 no salga ardiendo por overclock, todo seguirá en su sitio.

Mientras tanto, vuelvo a estar mínimamente en forma.

Os dejo, una bonita vuelta a Monza en menos de 2 min, sin ABS, ni TCS ni ASR, obviamente, de la que estoy bastante orgulloso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario