martes, 15 de junio de 2021

Viaje relámpago autocaravanero a Galicia (n de m)

 Hay que ir a Galicia. Hay que ir MÁS a Galicia, pero en mi caso, estoy OBLIGADO a ir a Galicia (ya lo contaré cuando junte fuerzas) ahora. Más. 

La autocaravana se erige como el vehículo ideal para los viajes relámpagos. 

El caso es que el viernes después de trabajar, armamos la autocaravana y nos pusimos en marcha. Por delante otros 1000 km en el bolsillo para hacer. A priori tranquilos. No hay mucho que pensar. Cerveza en la nevera y gasoil en el depósito (ah, coño y AdBlue, que luego la liamos parda).

El viento a favor, muy a favor, y el consumo por debajo de 10l/100km. Es un espejismo, pero da gusto. 

Todavía no controlo el sistema multimedia de la radio, que entre Android Auto (y que tiene mil bugs) y el WebDL este del cable...me tiene frito. El Google Maps, va bien. Eso sí. 

Cuando nos dolía el culo ya de andar km, decidimos que era hora de echar el ancla, y buscamos un furgoperfecto. Alguien me dijo que tras pasar las iniciales tensiones de conducir un vehículo grande, veríamos la comodidad que tienen los vehículos industriales (esto es una Jumper, no olvidar) puesto que miles y miles de personas pasan su día encima de ellas a diario. Y empezamos a verlo ya. 

Y nos quedamos en Folgoso de la Ribera, que nos venía muy bien. Como íbamos a tope de agua limpia y de gas, no tuvimos ningún problema. 

Cenamos de lo que llevábamos y dimos un paseo por la antigua central hidroeléctrica y el paseo de los molinos. 

Un sitio estupendo para pasar la noche. Sin ningún tipo de ruido o molestia. 


Al día siguiente, temprano, desayuno y seguimos marcha. Paramos en Vega de Valcárce por el consabido cortado y llegamos a Lugo sin novedad. Aparcamiento en donde siempre y visitas debidas. Nunca faltan. 

Comimos bien. Su pulpo, su ensaladilla y su empanada y nos fuimos a ver el mar. 

Acabamos pululando por la costa de la Ría de Pontevedra. Con la AP9 y la AG es un suspiro. 

Pasamos Portonovo. No había sitio en el "camper-area" que han abierto hace poco tiempo (relativamente), pero tampoco nos pareció un sitio muy allá. Seguimos dando un pirulo por Lanzada, Toxa, Grove. Paramos en todos los sitios. Los 5.99 de la furgo empiezan a ser una ventaja. LA ventaja. Se puede poner en cualquier parte. Donde un coche. Cada vez tenemos las medidas más pilladas y es más sencillo.

Hola Ons.
A Toxa decadente. Grove bonito. Pensamos en quedar a dormir en el puerto de Grove, pero finalmente enganchamos marcha por la costa. Acabamos con nuestros huesitos en Bascuas. Una playa (nudista, para más señas) muy coqueta y nada concurrida. Con un chiringuito (el Cany) que tiene unos calamares rebozados que quitan el sentido, y unos pimientos de Padrón, que todo el mundo sabe que no son de allí.

Unas IPAs en la autocaravana mientras se termina todo el mundo de ir y...de repente, nos dimos cuenta de que el sol se iba a poner. Y ya casi nadie quedaba en la playa. 

Y...


Bien. Lo vale todo. Paseo y a dormir. 

Calor pegajoso. Unusualmente altas temperaturas. Se sobrellevó. No estaba muy nivelado (ni con calzos, que sacamos sin rubor). No dormí bien. 


Al día siguiente, vuelta tranquila. Muy tranquila. Paramos en Puebla de Sanabria, al borde del río Tera, en donde comimos sentados en el césped muy muy verde. A la sombra. Una mini siesta y seguimos camino hasta casa, en donde nos enganchó una tormenta antes de llegar que nos dejó limpios para la siguiente aventura. :) que será muy pronto. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario