miércoles, 13 de octubre de 2021

Fin de semana en Galicia - y mucha Galicia


Tocaba fin de semana a Galicia a ver a madre. Hay que ir, y se va. Con la auto, se tiene la ventaja de poder aprovechar el resto del tiempo del fin de semana, para poder hacer alguna cosa. 

Y vamos a hacer alguna cosa. 11-sep-2021.

El viernes, parada en O Cebreiro. Ya se está haciendo un poco ley. Pero no me canso de parar ahí. Es una auténtica maravilla. Cada vez que me quedo, me regala un atardecer diferente. A veces con nubes, niebla, despejado. 

Y los bares del pueblo, bien merecen una visita. Todos. Y ahora que los voy conociendo todos, me gustan unos más que otros. 

El caso es que decidí ver a madre el domingo así que el día siguiente tocaba hacer una ruta, con lo que decidí irme a Courel, que hacía 1000 años que no visitaba. 


No tenía muy claro dónde iba a poder dejar la furgo, porque la verdad es que los sitios por aquí son bastante escasos. Pasé por Seoane do Courel y -literalmente- era imposible detenerse. Imposible. Había una autocaravana grande en un sitio despejado a la salida del pueblo, así que en otro momento será. Seguí ruta hasta Folgoso. La carretera va empeorando y mejorando por momentos, pero en ningún caso peligrosa. Eso sí, me di con una rama que colgaba de un árbol y luego comprobé que me había arrancado la tapa lateral del toldo. 

Un poco desastre. Pero nunca se puede tener toda la suerte del mundo de entrada...o sí, como luego veremos. 

El Folgoso no hay área de furgos, pero hay un sitio perfecto para dejarla. Grande y amplio, a la salida del pueblo por la parte del este. De todas formas, están haciendo un área de furgos entre ambos pueblos, pero parece que lleva su tiempo y está medio parada. 

Desde Folgoso, me hice la ruta del valle; Muy larga, muy bonita. Muy bonita y con nadie alrededor. Imposible encontrar a nadie porque no pasé por ningún pueblo. Sólo en un momento en el que el GPS me dijo que me había desviado un poco. :)

Salieron unos 12 km, con un importante desnivel, la tuta está aquí

Después de la ruta, una buena ducha...o...espera, que me encontré el mesón O Mirador, que es casi casi el único sitio en donde dan de comer en Folgoso. Mientras se calentaba el agua, decidí ir a investigar. Supuse que en un sitio así, se comería bien y barato. Error de sesgo. Sin duda. Comí regular, y bastante caro. 




Me volví a la furgo, con los deberes bien aprendidos. Ducha de agua muy caliente, y a otra cosa. Pensé en quedarme en Folgoso, pero me pareció un poco parado el pueblo así que cogí camino de vuelta. En la siguiente foto, se puede comprobar cómo falta la pieza del toldo que llegué a perder con el impacto de la rama. ¡Qué mala suerte!




Empecé el camino de vuelta a O Cebreiro, mirando sin ninguna convicción por la cuneta de la carretera de vuelta a ver si había suerte y encontraba la pieza que había perdido. Miré por internet y -además de tener una información pésima (UK)- costaba unos 35 euros. 

Mala suerte es tocar con una rama en el toldo y perder la pieza, pero buena suerte es pasar por donde la rama y encontrar la pieza en la cuneta esperando por ti. Carretera de no más de 3 metros de ancho, ciertamente transitada. No me importa. Pongo las emergencias y voy a por la pieza. Sin duda, eso es muy buena suerte. CLAC y ya está puesta de nuevo. 

Al día siguiente ver a madre y vuelta para casa. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario