jueves, 9 de diciembre de 2021

Puente largo en diciembre

 Toca el puente largo de diciembre. ¿A dónde nos vamos? ¿A la nieve o al sol? Al final, por mayoría al sol, y no se mostró como una mala decisión. Estuvo el tiempo totalmente calmo y muy agradable. ¡Mucho!

Salimos. 

Vamos allá.

Día 5 de diciembre, salimos hacia el sur. Esperamos muchísimo tráfico porque es un puente de 5 días pero no lo encotramos. R4 por si acaso, pero vamos funcionando estupendamente. A 100 por hora, y sin coches en la ruta. Muy extraño, porque el Google nos dice que sí que tendremos lío más adelante, pero la verdad es que no lo parece. 

Pensamos por un momento que sería un pequeño accidente (o grande) que hace que las cosas se compliquen y que ya se ha solucionado...pero no. Al final, antes de Valdepeñas, acabamos parados o andando muy despacio y a eso de las 21.00 llegamos a Valdepeñas (salimos a las 18.15). Buscamos el área de AC y está llena...no. Lo siguiente tampoco. ¡Hay AC para llenar 3 áreas como esta! Alucinante. por suerte, hay muchísimo espacio en los alrededores y no le damos mucha vuelta al asunto. Vamos hasta arriba de agua limpia así que nos ponemos a cenar y a dormir muy plácidamente. 

Al día siguiente, salimos con cierta urgencia porque tenemos las entradas del museo Picasso para las 15.45. Supongo que es una cuestión de protocolo Covid, pero por si acaso, vamos tirando. Llegamos de sobra, por todas partes. 

Decidimos que vamos por la A44 y luego desvío por Cabra y Antequera, porque son zonas que no conocíamos. Espectaculares olivares. Muy bonita ruta por carreteras de todo tipo. Llegamos a Málaga con tiempo de sobra. Intentamos buscar un FP pero nos acabamos haciendo un NAVARRETE de libro. ¿Huy un Navarrete? Mucho peor. Acabamos en la calle real (peatonal). Indescriptible. Allí estábamos nosotros. Llenos de habilidad conductora. Bueno, pues pese a que el P4N no indicaba nada, en nuestro camino de ida, vimos que en el Estadio de fútbol de La Rosaleda, había un montón de espacio así que decidimos volver allí y efectivamente, pudimos aparcar sin ningún problema. Dejamos todo cerrado y nos fuimos a buscar un sitio para comer. Finalmente, el que llevábamos recomendado (taberna El Mentidero), no pudo ser, pero en la misma calle, encontramos una mesa en el restaurante Mosaico, (meh) que nos dio algunas cosas muy árabes, que nos quitaron el hambre. No tengo la impresión de haber comido espectacularmente bien. Al menos fue barato. 

La visita al museo bien. Me esperaba más obras originales (mucha copia y reproducción) y obras menores. 

Después echamos un paseo por Málaga, un helado y un crepe, y nos fuimos a por la AC para seguir camino de la costa, que dormir en las ciudades es de feos. 

Terminamos en un área privada, que se llama "El Hornillo Playa", que está muy bien. Mucho viento por esta zona. Nos costó encontrarla y tuvimos que hacer otro poquito de trabajos para pasar, pero bien. Está en la playa. Y estaba al 95% llena. Obviamente, 2% de españoles. Y éramos los más jóvenes sin duda. 

Pese al viento que soplaba muy fuerte, dormimos bien. 

Al día siguiente, domingo, seguimos camino despacio. Paramos en la Caleta de Vélez (Málaga), en donde vimos un área de AC (de pago) que no usamos y un bar en donde nos dieron un café con churros que no merecíamos. Mucho viento allí también. El bar se llamaba "Bodegón La Caleta". Fuimos paseando hasta la playa de Algarrobo y vuelta para seguir camino. 

Luego paramos en Torrox Costa, a mirar la playa y admirar un balcón colgante que está precioso. Nos habían recomendado el 'Entre Vientos' (bar) pero no lo probamos. Vimos el FP hippy que está escondido tras unas cañas en la propia playa. Daban ganas de quedarse allí a echar el día, pero decidimos que seguíamos. 


Seguimos hasta Nerja, sí, sí, donde se grabó verano azul. Nos hicimos otro NAVARRETE (y van dos) por el centro de Nerja, buscando un sitio para aparcar. En el FP que llevábamos, que encontramos fácilmente, ponía que no se podía aparcar AC. Es un poco ilegal hacer eso, pero bueno, no íbamos a discutir con un ayuntamiento. No había ninguna furgo en el espacio de aparcar, así que nos fuimos. Finalmente fuimos al parking de pago del pueblo. Está en el centro mismo, 1.80€ por hora, y es razonable. Vimos Nerja, el balcón y hasta comimos, creo. Sí, sí. Estaba todo petadísimo. Pero al final, yendo a la AC a comer, porque ya no encontrábamos nada, Carlos encontró un sitio en donde nos dieron unas berenjenas con miel, calamares y pulpo a la brasa. Razonablemente bueno. Nada caro. Nos sentó regulín comer tanto frito. Casi caemos en estado de coma. Pero sacamos el coche del parking y seguimos. Finalmente dormimos en la playa de Vilches, junto a más AC. En un sitio estupendo. Echamos buena parte de la tarde. 


Como buena norma, es mejor buscar sitio con día y ver ponerse el sol tranquilamente. De hecho vimos ponerse el sol y salir el sol desde la ventana de la cocina. :)

Y pusimos calzos. Pasando de todo. 


El lunes 6, salimos de Vilches, y pasamos por Nerja de nuevo, parada para ver alguna cosa (no vimos las cuevas), pero paramos en el acantilado de Cerro Gordo. Subimos. Vaya sitio más maravilloso. Se aprecia la costa de Herradura y Nerja. Precioso. Para quedarse allí a dormir, pero era muy temprano. Hicimos un cafe, por supuesto. 


Y luego fuimos al parking marina, en Marina del Este, que nos habían recomendado. ¡¡ALgo espectacular!! Sí señor. Nos quedamos a comer allí en una pizzería que no estuvo mal. Comimos una ensalada y algo más que no recuerdo bien, pero que estaba muy rico. Ah!, sí, ravioli. Ricos. 


Y nos fuimos al área de AC Tropic, que no estaba lejos de allí. Pagamos para nada, porque no teníamos que cambiar las aguas ni nada, pero pagamos para tener 220V y echar 1 partida al Fortnite, pero no pudo ser porque el 4G iba regular. Bueno, relax y paseo por la playa. Mucho paseo y tranquilidad total. Castell de Ferro no es muy bonito, pero es muy tranquilo. Compramos pan y alguna cosa más. 


Martes 7, que si nos vamos a Sierra Nevada. O si nos vamos al centro de Granada. Finalmente, nos quedamos allí. Fuimos a Calahonda, que nos enamoró con su tranquilidad total, todo muy bien. Comimos en el Chiringuito La Perla, que nos lo habían recomendado. Todo de mucha batalla, pero todo muy bien. Muy bien. Sardinas. Recuerdo las sardinas. Una siesta y fuimos a Playa Granada en Motril, que también tiene un FP. Pero nos gustó mucho más el de Calahonda, así que nos volvimos tranquilamente, y llegamos justo cuando se ponía el sol (17.49) pero lamentablemente nos tapaba una lengua de tierra. Por suerte lo vimos salir al día siguiente. 

Vuelta a casa muy serena y tranquila. 

Costa tropical, check. Volveremos.