martes, 19 de abril de 2022

Un fin de semana en la Serranía de Cuenca

 Pues teníamos un fin de semana de buen tiempo para ir a Cuenca. 


Siempre es buen momento de ir a Cuenca. De ponerse mirando a Cuenca. Nos fuimos un viernes, después de comer, los tres, de hecho, creo recordar, que desde el cole, o algo parecido. O se me olvidaron las botas de montaña y tuvimos que volver a casa. El viaje se nos hizo muy fácil. 

Dormimos en Uña, ya. Muy cerca de la laguna donde sale la ruta de "La Raya", que decían que era muy bonita. Algo de frío a la noche. 


Al día siguiente, ruta, corta y bastante bonita. Mucho frío al inicio. Toda la subida del mundo al iniciar. Bien. Me recordó mucho a la senda de los cazadores. Me gustó. Luego nos dedicamos a comer en uno de los dos bares que tiene Uña. Y nada espectacular, pero comimos bien. De menú. Dentro. No repetiría, pero bien. 

A la tarde, un paseo por el pueblo de trankis y luego un paseo con la AC hasta el ventano del diablo. Volvimos a dormir al mismo sitio. Noche de paz. 

Y al día siguiente, un desayuno tranquilo en Uña, y vuelta para casa sin más ambiciones. Son casi 3 horas. y va perfecto. 




  

Sin duda, un sitio para repetir.